conocer a Bioy

0

Jesús Cintora

Fotografié a Adolfo Bioy Casares para la revista El Urogallo en el Hotel Intercontinental de Madrid en noviembre de 1990, cuando vino a recoger el premio Cervantes.
– No se preocupe que no me voy a poner nervioso -me tranquilizó Bioy-, fui fotógrafo en Buenos Aires en los años 30, hace mucho tiempo. Incluso escribí una novela sobre mis recuerdos. Como el entrevistador había leído La aventura de un fotógrafo en La Plata (1985), continuaron conversando mientras terminé de montar el flash en la cámara y lo dispuse todo para hacerle unos retratos al autor de La invención de Morel (1940), novela de “imaginación razonada” en palabras de Borges o de fantasía con base científica que le consagró, varias antologías de relatos fantásticos y de poesía en colaboración con su mujer, Silvina Ocampo, libros de cuentos como El perjurio de la nieve (1944), La trampa celeste (1948), El héroe de las mujeres (1978), novelas como Guirnalda con amores (1959), Diario de la guerra del cerdo (1969), Dormir al sol (1973) y relatos de recuerdos y sentencias como Memorias (1994), De jardines ajenos (1997) y los que se han publicado después.
– ¿Y qué tal le fue como fotógrafo? -pregunté al escritor amigo de Jorge Luis Borges (“Byorges” se hacían llamar la pareja entre sus allegados y “Honorio Bustos Domecq” era el seudónimo con el que publicaron varios relatos policiacos escritos en colaboración) desde que se conocieron en 1932, tratando de llamar su atención para alguno de mis retratos. El autor de la frase “aunque nunca me he psicoanalizado, una psicoanalizada me dijo una vez que parecía un psicoanalizado a quien el psicoanálisis le había hecho bien” separó las manos mostrando las palmas y sentenció abriendo los brazos con las palmas de las manos hacia arriba:
– Me sirvió para conocer a gente, la misma iniciación en la fotografía contada por Robert Frank, autor de Los Americanos, reportaje fotográfico de En el camino de Kerouac, haber heredao la afición de su padre que tenía una Leica que se echaba al cuello para salir a pasear de esa guisa y al que nunca vió llevar a revelar ni 1 de los carretes que guardaba enrollaos en 1 cajón de su habitación pero conocía a gente.

cajera en el Premio Internaciontal Estatuas Humanas Leganés

premio internacional estatuas humanas leganes

Anuncios

#JuezBermúdez Vs machismo | mass media

0

– La forma más fácil de influir en la justicia son los medios de comunicación.

Come To Spain

– ¿Por qué le tengo yo que decir a mi mujer lo que tiene que hacer? Es un ser libre. ¿Pero en qué mundo viven? Eso es machismo.

La escritura, que es traducción o traslado del habla y no al revés, como se cree, nació de la necesidad de conservar y tratar de hacer perdurar en el tiempo las palabras o manifestaciones del habla que se consideraron memorables. Hay autores como Sócrates, Diógenes de Sínope y Cicerón que no dejaron ni 1 texto escrito, se recuerdan sus discursos o palabras que dijeron ante testigos. El escrito que se considera fundacional de la Lingüística, ciencia de las lenguas y el pensamiento llamao Estructuralismo fue la recopilación de apuntes de los alumnos de los cursos que impartió Ferdinand de Saussure poco antes de morir. En la Antigüedad los soportes eran mucho más difíciles de trabajar, como la piedra, o efímeros como los papiros, tejidos y tinta como la sangre de animales. El papel y los tipos móviles o imprenta, fueron inventaos en China y llegaron a Europa en torno al año 1500, poco después del descubrimiento de América. Los 1º periódicos diarios, su máxima expresión, aparecieron por 1ª vez en ciudades de EE UU 250 años después. Las entrevistas y reportajes sobre temas de actualidad palpitante, junto con las misceláneas y luego recopilaciones ordenadas de conocimientos útiles siguen siendo géneros de lo mismo trasladaos a otros medios de comunicación aparecidos después, apenas compendio y mezcla de los anteriores.

encima marcando estilo

1


Vaya por delante que los artículos de prensa, también llamaos columnas por la forma, que se presentan en las publicaciones, me parecen como las páginas del diario o agenda personal de los que se ganan fama como escritores y últimamente cualquier otra fama. No me cabe ese honor, por tanto tranquilidad. 1 vez que me pidieron 1 de esos y se me ocurrió preguntar por qué a mí (creo que los diarios o agendas son casi 1 confesión y por tanto deberían nacer del deseo del sujeto y no tanto del encargo) me respondieron que tenía que ser yo porque se me entendía lo que escribía con solo leerlo 1 vez. Fue cuando era joven y como me gustó lo que me dijeron, no tanto lo que escribía con más o menos gracia, intenté seguir así aunque otra vez que me pidieron los mismos que escribiera direcciones y remite en sobres me pareció que se referían a escribir sin tachones ni faltas de ortografía. Me parece por tanto que la letra y la colocación de las cosas que sean son mi fuerto, pero eso apenas se gana leyendo mucho. Otra vez que intercambié impresiones con 1 sujeto plomizo que sin embargo era el preferido del editor de la revista penosa en la que yo también colaboraba (he conocido lo peor del ramo de 1ª mano, más como fotógrafo, pero también he sustituído a periodistas que se ponían o estaban enfermos y tapao huecos diversos con cualquier improvisación) me confesó ser consciente de que lo suyo no lo leía nadie, ni el propio editor, y que por tanto daba igual lo que escribiera siempre que fuera mucho. Volvemos a lo mismo, creo que siempre he sido lector y que ésa es mi principal debilidad, aunque no me lo esperaba. Cuando hubo protestas en los medios de comunicación viejunos, no solo de periodistas y de la antigua #SOSTelemadrid, que siguen en la brecha con dignidad inquebrantable, entre los comentarios de sus colegas haciéndose eco en los digitales, al fin y al cabo del mismo gremio, qué menos, han destacao en las menciones a los esquiroles, siempre de las secciones hipertrofiadas de deportes y las estrellas o estrellitas con sueldazos por encima del 1.000.000 €, y luego el reconocimiento de que no solo no eran periodistas, sino que algunos de estos desertores de las sotanas y comunicadores autonombraos no sabían ni redactar 1 SMS, que antes hasta se jactaban en los programas dedicaos a las nuevas tecnologías en TVE, ni Internet, ni móvil ni nada, y se habían ido a Miami a comprarse 1 casoplón. Después -12.000 #empleo directos pulverizaos, a la papelera, y el antes próspero sector de la propaganda prácticamente desaparecido en combate en diversas oleadas, la última del -20%, podrían empezar a reconocer que la suya ha sido la apuesta francamente equivocada y, lejos de querer que se recuperen o que les ayuden o que se hagan más leyes de censura que protegen semejante bazofia hueca y podrida, pues parecen ser los seriales de éxito y retransmisiones de eventos deportivos de pago lo que protegen, me refiero a la bosta sudorosa del sillón ball, tanto derroche tecnológico y de recursos económicos que encima han perdido en inversiones suntuarias mejor que desaparezcan. Se agarran como lapas a las piedras, pero sus mangantes que apuestan por la ignorancia y la molicie a clavos ardiendo con que los cambios drásticos tienen que hacerse graduales como cuando les preparan la colchoneta en los saltos, pero a lo largo de la historia, si no quieren que les miente la palabra cultura y todavía tengan que ir a la mesilla de noche a sacar su pistola, las más de las veces son instantáneos y hasta el energúmeno más renombrao queda obsoleto cuando se ve que lo suyo no vale nada, aunque sean los últimos en reconocer que están haciendo ridículo espantoso con sus saltos con menos gracia que los sapos a los charcos y poco más, pero ya no engañan a nadie ni pueden dar pena, ni menos a quienes nos hemos esforzao por no ser como sus lerdos venidos a más y hemos prosperao por la senda del conocimiento.