#yaesoctubrey Madrid sigue sin barrer

0

frontera hungary otoño octubre
– Los periodistas corren el riesgo de ser sustituidos por robots, programas que redaptan o más bien adaptan a plantillas las noticias servidas por los gabinetes de las grandes multinacionales y dirigentes. Hacia 1988 que trabajé en el seno 1 diario en tareas de edición y por tanto asistí a innumerables e interminables conversaciones de periodistas sobre cómo deberían ser las cosas en comparación a como eran, varios de ellos contaron que esos gabinetes ocupaban a más periodistas que las propias redacciones. Si los periódicos y revistas se hicieran en algo parecido a bares como Google pone juegos a disposición de sus trabajadores, serían mejores, pero no hay soluciones mágicas ni menos en manos de quien se equivoca tanto. Han sido numerosas las huelgas, bajada de brazos, conflictos laborales que se supone donde ha desaparecido sin dejar rastro el 25% del sector, y los ERE y despido de los escándalos, pues solo con que miren el plasma están a la orden del día, hasta el tordo de Telecinco que sacan a todas horas se ha anotao su 1º fracaso rebañando el horario de los que antes tambaleaba con su panda que da tanto o más asco. Juraría que hace tiempo se han quedao en cuadro unos cuantos que no tienen donde ir, pero las bajas de personal deben haber sido camareros, lacayos, mayordomos, de to menos censores los muy canallas. En los años 90´s recibía encargos semanales de varios medios, además de los de mi zona también nacionales y viajes, secciones como redactor, columnas de opinión, entrevistas, de forma que conocí y frecuenté el gabinete de prensa de Gallardón en la calle Miguel Ángel cuando era presidente la autonomía de Madrid, y en consecuencia salvo que la inauguración fuera muy sonada, quizás algunos recuerden sus años megalómanos, cuando se le llamó el faraón, creo que ese despacho era su secreto pa tener tan buena prensa y eficaz, doy fe, pues conocí algunos elementos y hacía mis encargos por teléfono, de forma que a golpe de metro regía mi recibo sin dar ni recibir ninguna consigna ni comentario siquiera, aunque tenía casi siempre la puerta de su despacho abierta y se movía entre sus efectivos a los que algunos conocía por el nombre, pero era la frialdad pura y dura de los robots. Antes de su caída en desgracia como ministro, el peor de Justicia donde los ha habido penosos, pero las tasas judiciales disuasorias cuando más falta hacía algo parecido, la tramitación de la regresiva ley del aborto finalmente abortada que se sacó de la chistera, y por lo que parece el famoso paseíllo de la infanta en Palma, dieron al traste con su prometedora carrera. Todavía en 2010, cuando ya se había reconocido la crisis inmobiliaria, financiera y la de la deuda y en 1 academia de Contabilidad en la que hacía mis ejercicios y presentaciones de los datos sobre su monstruosa deuda que recogía de las noticias de prensa, balances, la propia cuenta de resultaos que es como 1 video en funcionamiento, yo penseba que ahí había Km de metro, muchos salarios, tecnología robótica como las tuneladoras, la propia calle M30 y en cierto modo los años de crecimiento estaban a la vista. Lo sentenció alguien de derechas que también estaba en el mismo curso con 1 comentario lapidario.
– Se ha endeudao mucho.
Lectura: Robots contra las clases medias, Andrés Ortega, Ahora nº 1 #18s 2015.