izquierda a hostias en el ascensor

0

premio internacional estatuas humanas leganes

Anécdotas contadas y leídas de trucos para entablar conversación con desconocidos me confirman que debo ser del 2% al que las quedadas #internautas siempre han parecido bien, aprendí muchas cosas y también gané experiencia en la disciplina más difícil, las personas que conocí en presencia nunca me decepcionaron ni observé que variaran su trato hacia mí, por lo que la impresión debió ser mutua, y muy en especial, nunca me arrepentí de dejar cualquier otra cosa y darle prioridad a esos encuentros con la línea de sombra, el Infierno son los otros, como si deseara que se produjeran y mostrándome siempre propicio. Me sigue gustando y pareciendo de lo más difícil sobreponerme y animar a que se sobrepongan a la propaganda ambiental que anima a pensar lo contrario, pero hay 1 viaje a León a finales de los años 80´s en representación de 1 revista, hasta hice de quioskero con tenderete vendiendo muchos ejemplares que compensaron con creces el viaje a gastos pagaos, conocí a gente encantadora del lugar y me llevaron a sitios a los que no habría ido nunca si no fuera por aquella oportunidad que me cayó encima por desmarcarse los jerifaltes. El caso fue que nos pasamos los días yendo al encuentro de 1 tipo enigmático, ni siquiera me acuerdo del nombre, aunque siempre he sospechao de quien se trataba, ni más ni menos que el impulsor de aquel acto cultural que ni en su horario, ni en los bares, ni en casas particulares, no sé cuántos más sitios, pero nunca lo encontramos. Sobre la importancia de estos sujetos que mueven los hilos desde las sombras, además de tirarme de cabeza a las quedadas, sí he tenido claro que lo que no soporto es a los tipos que se hacen desear, y que llegao el caso dan la espantada. Otra curiosidad añadida, es que en caso de producirse la ansiada reunión con el deseao, siempre es en sitio diferente del principal, se trata de alguien que ha ido deliberadamente a otro sitio, como esos relaciones que entran en bares de la competencia a llevarse gente y encima los tienen que invitar a 1 copa. Es posible que no me hayan pasao cosas malas en las quedadas, como que me pidan más dinero, que me pongan emboscadas, cualquier otra que ni se me ocurre, entre otras ranoces porque desde que tengo conciencia 1 forma de defenderme es quedarme en el sitio y atender al propio acto o evento que servía de excusa a la quedada. De los pocos casos que he conocido, de hecho creo que ninguno ha lograo alcanzarme, aunque sí he curioseao sobre el asunto, y en ocasiones elijo meterme en trampas o como mínimo dar cuerda, en esas situaciones por delegación siempre hay 1 que hace de gregario o gancho en 1 extraña variante de timo del pariente que demuestra que hay personas que se dan importancia como seguidores de 1 líder o integrantes de manadas o bandas, y también es 1 forma de hacer sentir importante al interlocutor al que trata de pastorear hacia su amo. En el caso de León, muy anterior a las #iredes #socialmedia, pues 1 cosa que he percibido es que las relaciones virtuales son más intensas y desinhibidas que las sociales, y llegao el caso de conocerse, yo también sospecho que sabemos más y saben de nosotros lo que por buena educación estamos dispuestos a mostrar, el evento tenía su horario -venta de revistas, intervenciones en el salón de actos, relaciones entre los ponentes tan reiteradas que aún conseguí alguna colaboración nueva, etc.- me consta que el elegido al que buscábamos insistentemente en las sobremesas y por las noches, tampoco apareció. Es por ahí donde veo difícil que me pillen, pero he oído hablar de reuniones en las que el líder o la banda solo intervienen para rebajar al incauto, no tanto porque les vaya algo en el envite como por evidenciar su sometimiento de manera parecida a la típica cuña mafiosa. También se podría pensar que el mandamás de León se habría sentido decepcionao por la escasa importancia de mi persona en la jerarquía de la Movida, a lo mejor esperaba al director o a sus figurones, pero esta misma decepción a la que no se da importancia, pues la mayoría de la gente solo quiere tratar con personas conocidas, también se daba en las #iredes #socialmedia cuando estalló la revuelta #indignados y se instauraron planos reconocibles entre lo virtual y lo real, de forma que en sitios en los que me presentaba como 1 más y rápido me pedían ayuda para ayudarles a recuperar la contraseña de sus cuentas, a lo mejor me conocían más de lo que sería deseable en alguien que recomendaba procurar no significarse ni relacionar identidades reales y virtuales. Desde mi punto de vista, la única novedad respecto de las organizaciones de izquierda antiguas es que ahora tienen a su alcance medios de difusión propios, mientras que en los Ochenta de la Movida necesitaban atraer a las publicaciones para darse a conocer ellos. Mientras que el eximio líder podemita Monedero, experto del BCE y no sé qué más pocilgas y zahúrdas a cuál más corrupta, como por ejemplo la extinta obra social caja Madrid, pegaba el gran palo de 425.150 ? en los regímenes bolivarianos de América Latina, miles y en ocasiones puntuales millones españoles #indignados llenábamos a reventar las calles y las plazas con nuestras pancartas y gritos. Mientras éramos ignoraos con saña, silenciaos, reprimidos, todas las perrerías que pudieron, los hijos de los chaqueteros más nefastos que vendían nuestros votos por platos de lentejas, auténticos clanes familiares mafiosos como los del PP, llenaban la saca tan ricamente arrascándose los Errejón, cuando no los mass media de la caverna, donde exhibían caras más duras que los elefantes Botswana y los paquidermos, sin duda para avergonzarnos aún más si cabía. Pese a que se ha resuelto con 1 ridículo espantoso, de esos que marcarían tendencia si no lloviera sobre mojao cualquiera de los pasos que han dao, aunténticos charcos de impudicia que parecen no tener fondo, veo casi más indicio de acierto en la ouija Juanito que en los análisis de los mismos que siempre han fallao, pero siendo, eso sí, aplaudido clamorosamente a diestro y siniestro.

La idea de estar en la inopia remite a algo sosegao, poco más que a siesta duermevela por alguna preocupación que nos lleva a lamentar paraísos perdidos o ya a todas luces inalcanzables. Pero lejos de ser algo ya hecho, demasiao visto tantas veces, como el descampao en el que se estaba roturando el nuevo cementerio cuando llegó la crisis, la lucha cainita de Sara Hernández, rutilante alcalde Getafe con el apoyo de Podemos, sus concejales mostraron las papeletas al haberse agitao el fantasma del Tamayazo, como en toda la comunidad autónoma, que se impuso a Juan Segovia, más recordao como el tertuliano al que Isabel Durán, autora de Los secretos del poder en 1994, libro de mérito donde asociaba los desmanes del felipismo al franquismo como si hubiera sido su continuación, le hizo 1 Curri Valenzuela en su territorio #elCascabel 13Tv, cuando conminao a descecirse no se desdijo exhibiendo además 1 sonrisa de oreja a oreja, ni siquiera bajo amenaza de no volver a pisar semejante gallinero, de hecho hasta obtener los avales como candidato a presidir la federación #socialistas de Madrid, que garantizaban las primarias del 26 julio en la que hubo más votos que militantes y también apoyos importantes entre los pesos pesaos de su formación, aunque ya se sabe que en el seno de la izquierda no hay nada garantizao ni para los ganadores en primarias, esos peor, pues se convierten en diana del resto la organización. Pero es que además, los medios de comunicación de la zona Sur de Madrid que siguen siendo de derechas, pese a que muchos ayuntamientos han cambiao de orientación, están aireando las diferencias internas en Podemos Leganés, donde el candidato a la comunidad que parece haber hecho carrera en las organizaciones religiosas progres, decidió no obsequiarnos con su presencia en mitin si no se expulsaba o descabalgaba de la lista a Mercedes Condés, elegida en sendas votaciones, tanto en su partido político como en la candidatura municipal. Como la aludida que se trataba descabalgar y otros comensales han reconocido la existencia de esa comida anterior al comienzo de la campaña a los ayuntamientos, y el asunto, son esos sin duda los métodos mafiosos de los partidos viejos que tanto se han criticao. Pero es que además de Tania, que nunca se entera de nada, estaba presente el diputao regional y en este caso emisario de las buenas nuevas para la lider local de su formación Ramón Espinar, que si bien no hay que crearle estigma como hijo de otro alcalde de infausto recuerdo, metido en procesos como usuario de las #tarjetasblack del #saqueocajaMadrid, pero mira por donde para otros asuntos como tratar de descabalgar a la líder local de su partido elegida en sendas votaciones, si se descuelga por la localidad cuando se trata de exhibir músculo. Es como si lo que hemos estao haciendo estos años fuera a beneficio de hijos de alcaldes de izquierdas que aparecen en tertulias de la caverna y en ocasiones tienen a las mujeres y familiares enchufadas por el mismísimo Zapatero en TVE sin que ello obste para que hagan y deshagan a capricho pasándose por el arco de triunfo las votaciones. Ya que a Tania, que era la más famosa de los comensales, le va bien no enterándose de nada, como se recomiendan los primos sobre asuntos de la familia en El Padrino III, no voy a castigarme ni castigar elucubrando sobre los motivos de querer descabalgar a 1 candidata elegida doblemente en primarias, cuyo proceso y resultaos se hicieron públicos y no se discutieron, pero más llamativo que el tal López estuviera dispuesto a castigarse a sí mismo, pues al fin y al cabo era el que necesitaba o pedía esos votos, no obsequiándonos con su presencia para librarnos de alguien que ha obtenido más y mejores resultaos proporcionales a los suyos. Por fortuna no voto ni jaleo ese tipo triunfitos desde hace tiempo, pero sí me ha quedao más claro la duda que me asaltaba sobre por qué teniendo todo tipo de ventajas los que salen por el plasma de parte o de la mano la cuadrilla del coletas, aún se toman la molestia de montar listas plancha, pucherazos y demás juegos ventajista para imponerse entre los suyos, y es porque no están seguros de que todavía los derroten otros que solo aspiran a participar en los procesos o verlos de cerca, vamos que lo sorprendente es que puede haber más gente que cree en los procesos colectivos que en el propio Iglesias y su Mariachi y lo que no soportan es que se vea.

Antes de tener edad de voto debió producirse otra traición sonada de los que han hundido su propio barco, contra los he estao siempre y me alegría que no consiguieran reflotarlo; y como además no me considero indigente, pobre y escaso en lenguaje, hasta tengo el diccionario como para distinguir entre populistas, populares y demagogos, que son propiamente los chaqueteros oportunistas que en lo que nunca fallan es que hasta se la clavan entre ellos, me apunto a los que estamos en la inopia precisamente porque ignoramos que los listos se las saben todas y siempre están calculando cuándo dan el zarpazo, así como no darme por enterao siguiera de la bazofia ambiental, pues gracias. Solo me falta saber si son tan listos como se creen algunos cuando han delatao sus intenciones, y aún peor sus carencias en cosas tan elementales como la Contabilidad y el significao mismo de las palabras con que se emplean en sus trapacerías.
– Los líderes de #Podemos eran asesores de Izquierda Unida en la etaPa de Llamazares, incluso fueron a Venezuela como tales; luego se les ofreció entrar en la lista de las europeas y como no les gustó, montaron su propio partido, palabras atribuidas a 1 dirigente de IU que al principio de la campaña electoral en Andalucía, pero ya en 2015, estuvieron a pique costarme otro disgusto tuitero solo por compartirlas, pero es que además, en parecidos términos se maneja su cartel electoral Alberto Garzón: Monedero, Iglesias, Tania Sánchez entre otros, han tenido más años de experiencia y militancia dentro de la organización que él mismo. Falta confirmar lo que tantas veces les han atribuido en la caverna #elCascabel 13TV periodistas y tertulianos de otros medios y partidos, comprobar por ejemplo si en el dineral que se atribuyen haber ganao los líderes emergentes que se los están merendando y del que se sospecha que son en realidad donaciones, como 1 dote, hay fondos procedentes de la propia organización española que les ha puesto escalera de plata. También por ejemplo quién demonios les hizo la carta de recomendación en Venezuela, donde sí se ha acreditao por activa y por pasiva que proceden los fondos, y por lo nuevo que se va sabiendo, ¿cuál fue el dirigente que captó al propio Garzón tras haber visto 1 intervención suya por el plasma en el marco y en nombre #15m? Esto por ejemplo sí lo he comentao con algún activista en el sentido que partidos y sindicatos que decían ayudar la #spanishrevolution en realidad se limitaban a llevarse gente para lo suyo. Podría ser mi resquemor no haber sido de esos elegidos, pero siempre pensé que a esas organizaciones entre 1 por convencimiento y no tanto por proselitismo como el de las sectas. ¿Quién toma esas decisiones en nombre de la organización entera? ¿Por qué se supone que tengo que unirme a líderes que, como se demuestra, realmente ayudan al enemigo de la propia organización? ¿Qué hay de transformador o de diferente en ese tipo líderes que se nominan entre ellos y juegan a la silla de manera tan extraña a espaldas y en secreto de la militancia? ¿En qué son diferentes a los otros partidos? A partir de ahí, yo creo que lo que ha abundao en los últimos años son 1 tipo personajes profundamente reaccionarios y carcas, puretas a simple vista, que se hicieron pasar por personajes de izquierda como en las series de Emilio Aragón, pero casi cuestión de tragarse las interpretaciones más logradas de las películas, mientras que los somos los tolilis que llaman a sus programas de teletienda, algo que por no hacer, ni siquiera los veo, pues me recuerdan el famoso programa El precio justo de los hiper, que fue la apuesta de Felipe González por el consumo, por más que su discurso y prodimiento consistiera en poner al frente de la guardia civil y casi nombrar ministro a Luis Roldán, o comisarios políticos tan tenebrosos como Corcuera, garrulo que ya cerró periódicos y lo que se le puso por delante. Curiosamente el conde Barrionuevo, que estuvo a asociao atos esos y hasta pisó la cárcel por formar su propia banda terrorista, se había forjao como político en el movimiento vecinal, los del barrio del Pilar que se oponían a la construcción de la Vaguada, que no solo se acabó construyendo, si no que en otro de sus alardes de prepotencia llegó a tener cercao su antiguo barrio durante días con el mismo pretexto del terrorismo. Apenas sigue siendo 1 juego macabro en el que los que decimos que esos no tienen que ver con la izquierda ni con la lucha de clases, ni viene en nungún libro, si se hace en nombre de nadie, pues somos individuos y condenaos a la exclusión. Aunque supongo que el duelo con Esperanza Aguirre se dirimirá en las urnas, espero que haya otras opcciones, me preocupan los ataques a Eduardo Inda, al que ya apreciaba como periodista y parece que Alfonso Rojo, del que he apreciao el digital que lleva su suyo, pues ya que estoy excluído y me bloquean, casi empiezo a simpatizar con ellos, pero que siga, que lo está haciendo muy bien.

Puedo asegurar que el gurú y 1º espada de la izquierda en #SocialMedia por los que me muevo, afortunadamente más allá de izquierda Unida y la cúpula podrida del sindicato Comisiones Obreras (el principal encanto de este sujeto que digo es que presume tener 30.000 dispuestos para invertir en medios de comunicación que le convenzan, aunque yo eso me lo creo casi menos que los programas de M. Rajoy), se ha burlao de mí alguna vez que he escrito #SpanishRevolution y se ha tomao la molestia de dejar aparcada su catilinaria que fuera como dejó el Fideo a Puyol después de su regate en el Camp Nou para preguntarme:

– ¿Y tú en qué país vives? Lo que quiere decir que estamos en el mismo ámbito y que al menos puedo decir que también me ven o me miran, aunque sea mal (yo no ví ni 0,01 ? céntimos de esas inversiones y cuando me han propuesto hacérselo de voluntario los he mandao a la mierda airadamente, pues pagafantas no he sido nunca hasta el punto haberme acomodao con gusto en la soledad), hasta los principales. Luego, cuando he intentao devolverles la chanza o reírme de buena gana de las de otros del mismo ámbito, pues yo los otros no los veo tampoco, ni antes, ni nunca, pero esas mías se las ha tomao a mal, o no ha contestao, hasta me ha bloqueao, por lo que como medida de protección hacia mis otros lectores y visitantes, abro el diccionario de la lengua castellana conocida en todo el planeta como español y copio (está permitido y además tengo y consulto con frecuencia la 22ª edición de 2001, que guardo de cuando había oposiciones amañadas por la casta podrida que luego se las cargó cuando habían copao la cosa que yo no creo que es lo que predica ni se dedica a lo que promete, pero es otro tema):

– Paradoja, del latín paradoxus y esta del griego que suena igual, palabra invariable por tanto desde hace más de 2500 años, su adjetivo es paradójico y son ideas extrañas u opuestas a la común opinión y sentir de las personas; aserciones inverosímiles o absurdas que se presentan con apariencia de verdaderas y en Retórica, figura del pensamiento que consiste en emplear #frases o expresiones que envuelven contradicción. Como quiera que el rumor sobre la ruptura como pareja de Tania y el coletas circuló por las #iRedes #SocialMedia semanas antes que lo confirmaran los susodichos, por la misma vía me preguntaron si yo sabía algo sobre la amenaza que pesaba sobre Monedero, y que, siempre según esta fuente, lo que se presentaba como 1 paso atrás de la 1ª linea de exposición al plasma, realmente era que se tomaba sus precauciones.
– Depende quién le haya dao la pasta, que es como decir que si le pasa algo ni siquiera voy a poner para la corona, pero es que de engreídos que vociferan no tienen que impedirme la entrada sus palmeros de centros públicos pagaos a escote desde donde lanza sus bufonadas con voz de pito, vamos que si me entero que anda cerca yo mismo me alejo por si nos parte 1 rayo a 1 de los 2 no nos salpiquemos, de donde reconozco que esa fijación del que se supone que podría ser mi lider en 1 futuro próximo como mínimo es insana y además basada en conjeturas y sospechas que por ejemplo en otros asuntos me harían morirme de vergüenza como se está muriendo la propia organización de mi etiqueta a la que he votao con más frecuencia, interventor, simpatizante activo, muchas cosas de las que me duelen conocidos comunes que nos hemos perdido hasta el respeto. Lo único a favor es que en sitios como Barcelona, Catalunya en general, Euskadi, Asturas, Galicia, puede que cualquier otro lado que no sea Madrid y alrededores, en IU pasa como en el PP, al menos la militancia son los mismos, se conocen de toda 1 vida de lucha en peores circunstancias, pues por pura lógica de la idea que se profesa, la crisis del capitalismo es el caldo de cultivo de organizaciones de inspiración marxista, y lo que pasa en el cogollo de la capital no tiene por qué afectar por entero a su comunidad de interses, pero tanto sus dirigentes como los simpatizantes que piensan que la unidad en torno a 1 organización que avergüenza hasta a su dirigente principal es más importante incluso que las ideas, estamos #enlainopia o peor.

– El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras los estúpidos están llenos de confianza, Charles Bukowski. Ante tan rigurosas circunstancias, puede que tener 1 enemigo común sea lo único que anima la lucha, pero yo también pienso si los del Tamayazo, #tarjetasblack caja Madrid, consejos RTVE y multinacionales, gente instalada que pierde el culo hasta ante los carcas más reaccionarios para conservar sus prebendas, tramposos y arribistas diversos detos estos, dudo mucho que me engañe Rajoy cuando ni siquiera lo consiguió Zapatero -inenarrable su cara de bobo solemne arruinando los actos de su partido, pero eso es lo mismo que tengo que decir de la unidad a tipos como Monedero a los mismos que le dieron cuertelillo en IU de asesor y parece que recomendao, poco daño le está haciendo a su organización actual para el que merecen- pero esos que actúan de tapones de organizaciones llamadas de clase me temo que tampoco, por más que alguna vez si lo hayan conseguido, y bien que se reían cuando se limpiaban el culo con mi voto entre otros hasta cuando les parecían muchos. Al menos en las calles y las #iRedes #SocialMedia, mientras logramos zafarnos de su nefasto influjo y manejos secretos, nos hicimos notar como nunca han conseguido por su cuenta, lo único que falta es que esos gestos traicioneros les pasen factura a los que lo cometen y no tanto a sociedades y grupos enteros. Monedero lo que tiene miedo es que alguno de sus donantes le ajuste las cuentas como se ajustan en los bajos fondos.

Boletus satanas boleto #seTas Unidos a golpe corneta

asesinatos por la cara

0

Dina Bousselham entra en campaña Leganés

En otra revelación de secretos de la CIA se ha sabido que en los meses previos a la entrada de Estados Unidos en la guerra de Vietnam de 1969 a 1973 Nixon, al que se atribuye cierta relación anterior y por tanto conocimiento del país de Asia que acabó precipitando su derrota ordenó liquidar selectivamente médic@s, maestr@s, científic@s, intelectuales y en general universitari@s nativ@s del país que proyectaba invadir e invadió. Con motivo del homenaje de sus colegas a la periodista rusa Anna Politkóvskaya asesinada a tiros en el ascensor de su vivienda otro escritor de éxito entre lectores de habla inglesa, aunque nativo de otro país nórdico, residente de incógnito en Barcelona, pues ni siquiera fue traducido al español resaltó la paradoja que todavía haya tiranos capaces de molestarse por las palabras que se escriben hasta el punto de ordenar 1 asesinato de esa guisa. La estrategia de los que ostentan el poder en el seno de las organizaciones que aspiran a perpetuarse es siempre la misma: tupidas corazas desplegadas en forma de escudos protectores repletos de incompetentes para que nadie ose poner en ningún apuro a los mandos aún a riesgo de hundir las propias organizaciones por colapso.

– Las tragedias purgan las de los espectadores, descubrió Aristóteles, las imágenes se han instalado en nuestras vidas, no tienen repercusiones sobre los sucesos en los que son captadas aunque pueden ser el pretexto, pero sí, y más de las que creemos y hasta de las que conocemos, sobre acontecimientos posteriores. Es la vida la que imita las imágenes, el consumismo de cosas, objetos, aparatos, marcas, experiencias, etc. ha sido consecuencia de su multiplicación a través de los medios de comunicación, pero la cosa no termina imitando las apariencias, también imitamos los comportamientos. El problema ahora es que hasta los ejemplos más deleznables tienen adeptos hasta habernos obligado a acostumbrarnos y soportar casi con desdén asesinos múltiples que no tienen nada que ver con los sofisticados relatos de 1 muerto para 1 refinado asesino armado de “razones”, dicho con todas las reservas, perfectamente intercambiables como cromos también las víctimas, pero qué cromos, qué estampas. Los asesinatos de imagen son un nuevo móvil de crimen o de acto de violencia que añadir a los conocidos. Algunos titulares de periódicos y revistas sobre sucesos de estas características:
– Maté la portada de un disco, Yoko, le decía David Chapman, el asesino de John Lennon, a su viuda a través de los que le entrevistaron en la cárcel al cumplirse otro triste aniversario de uno de los crímenes mas estúpidos del siglo XX, cometido en Nueva York, el 8 de diciembre de 1980, “por favor, entiéndeme Yoko, no estaba matando a un ser real, maté una imagen”. “Los niños no saben distinguir los muertos del telediario”, decía el titular de una revista semanal al narrar el crimen que costó la vida al niño de Liverpool James Bulger, de 2 años, a manos de otros dos niños de 10 y 11 años que le secuestraron de manos de su madre en un centro comercial, le torturaron cruelmente y le asesinaron, “de los que salen en las películas”. “Ferri”, fracasado hombre de negocios de San Francisco de 55 años que hablaba 3 idiomas y había trabajado de ingeniero, “mató a 8 personas para contar su historia en televisión”. Ferri se suicidó después del crimen múltiple, pero según una nota que encontraron en su maletín, era un acto premeditado al que pensaba sobrevivir para contar su historia en programas de debates y entrevistas de televisión. “Por el asesinato a la fama: Christian Didier”, extaxista de 49 años, escritor fracasado, llevaba buscando obsesivamente la fama desde hacía años y fue detenido en una rueda de prensa en la que narraba a los periodistas su crimen en estos términos: “Cuando le tuve delante, disparé 3 veces. No se cayó. Increíble su energía, como Rasputín delante del príncipe Yusupov. Me dijo: “Cabrón”. La última bala se la disparé en la frente o en la nuca, ya no me acuerdo. Vi cómo sangraba y se derrumbaba. Entonces me sentí aliviado”, “maté a la serpiente Bousquet”, acusado de colaboracionismo con los nazis por el envío de judíos franceses a los campos de exterminio, “para conseguir protagonizar un telediario”. “8 niños bien” violaron repetidamente a una compañera de clase (de 17 años; el suceso ocurrió en Toulouse, Francia) y lo filmaron todo para vender las fotos”. En España son tristemente recordados los asesinos del rol, imitadores fatídicos de las andanzas de Patrick Bateman, protagonista de American Psycho de Bret Easton Ellis, de los que incluso llegó a publicarse el lamentable relato en los periódicos de noticias. Estos crímenes cada vez más frecuentes se adaptan a un esquema escalofriante: una persona o grupo de personas con las facultades mentales y sociales alteradas, atenta contra la vida de otra persona reconocida públicamente o con crueldad y saña inigualables contra personas sin relevancia pública, o anónimas, fundamentalmente niños de corta edad y mujeres, buscando notoriedad pública (salir en los telediarios) con estos terribles actos. “Resulta difícil aceptar”, decía el editorial de un periódico estadounidense refiriéndose a los asesinatos de turistas extranjeros que se cometen actualmente en Florida y ampliando esta reflexión a otros de parecida índole que suceden principalmente en Los Angeles, Washington y Nueva York, “que existe una nueva cultura criminal para la que el terror y la destrucción son fines en sí mismos”. Esta incomprensión puede ampliarse al secuestro, tortura y asesinato del que fueron víctimas 3 niñas de Alcasser, Valencia, que conmocionó a la opinión pública en el invierno del 92, y otros de parecida índole que, cada vez con mayor frecuencia, salpican de sangre los telediarios y las páginas de sucesos.

Si los móviles de todo crimen o acto de violencia son difícilmente comprensibles, la crueldad y la saña con la que se manejan estos asesinos por la imagen es hoy por hoy inexplicable. Algunos escritores han rescatado del pasado olvidado la Bestia ancestral que todos, unos más que otros, llevamos dentro, una reminiscencia de nuestros primeros antepasados, los animales, pero es más lógico pensar en una enfermedad mental y social del futuro, ocasionada por las imágenes, que está dando sus primeros síntomas. Un régimen carcelario severo, con agresiones físicas y vejaciones contínuas, refuerza la actitud destructiva de los psicópatas. La multiplicación de experiencias audiovisuales (para entenderlo tratemos de pensar en un tiempo sin televisión y otros medios de comunicación de masas: así han sido todos los años anteriores a 1969, cuando un ser humano pisó por primera vez la Luna y todos los que teníamos edad fuimos testigos directos a través de la pantalla mágica que por entonces entró en todas las casas y cambió nuestras vidas) no incide de la misma manera en todas las mentes. Si Marilyn Monroe, Michael Jackson y otros muchos son modelos sociales que tienen imitadores de sus apariencias y comportamientos en todo el mundo, Jack el Destripador y Rambo también. Cuando estos últimos pierden de vista los límites que separan la realidad de la ficción, sobrevienen los desastres. Apenas un 5% de la población son psicópatas (enfermos mentales) y/o sociópatas (enfermos sociales por la pobreza, los malos tratos o cualquier otra forma de marginación) potenciales, personas para las que estos crímenes aberrantes son el único medio para protagonizar un telediario y esos diez minutos de celebridad en la televisión que, según Andy Warhol, anhelan durante toda su existencia muchas personas. El 95% restante somos víctimas potenciales. Las Laura Palmer de estas historias ya han sido enterradas y olvidadas, pero la vida continúa para sus verdugos. Los casos reales que se parecen tanto a los de las películas y los telefilms, despiertan una extraordinaria atención en la opinión pública, lo que no es para menos. Las vidas reales de los que las llevan a cabo, son objeto de un debate en el que un número preocupante de personas están dispuestas a estampar su firma en hojas en las que se pide la pena de muerte para ellos. Algunos realmente lo pagan con sus vidas en los estados en los que aún conciben esta condena radical, pero la mayoría están encarcelados cumpliendo penas por más de 10 años. Probablemente tienen en sus celdas aparatos de televisión y video, radio, libros y revistas a su gusto. Nada ha cambiado para ellos, viven en su mundo de imágenes y esporádicamente aparecen en ellas al ser recordados los terribles actos que protagonizaron negativamente. Han conseguido ser parte de la película. David Chapman, el asesino de John Lennon, había recorrido miméticamente los pasos de Holden Caulfield, el protagonista de la novela El guardián entre el centeno (1951) en las horas previas al crimen. El célebre relato de Salinger también era el libro de cabecera del adolescente que disparó contra Ronald Reagan y miembros de su escolta para impresionar a la actriz Jodie Foster, de la que estaba enamorado a distancia y a la que acosaba con su correspondencia. Nadie ha encontrado nada en los escritos de Salinger que incite a los adolescentes solitarios a ver un Wanted/Se busca bajo los retratos de personas vivas más reproducidos en los medios de comunicación de masas, como lo eran Ronald Reagan y John Lennon en el momento de los atentados de los que fueron víctimas. Sobre su imagen pública, el escritor Jerome David Salinger (Nueva York, 1919) ha mantenido una actitud hermética a lo largo de toda su vida, radicalizada a partir de 1965, cuando se negó a publicar nuevas obras de ficción en respuesta a los que quisieron promoverle como santón de la cultura hippy. Cumplió su palabra y siendo una verdadera celebridad por los cuatro relatos y el libro de cuentos que se conocen de él, con admiradores en todo el mundo, solo existe un retrato de Salinger, el que le hizo a traición su examigo Paul Adad a través de la ventanilla del coche cuando se despedían, probablemente para siempre. El gesto desencajado, aterrorizado del escritor y el puño con el que amenaza al fotógrafo, es la viva ilustración de su opinión sobre las imágenes. Las víctimas suelen ser mujeres, los verdugos siempre varones. No tiene sentido involucrar a Salinger en los actos de sus lectores de mente más calenturienta, aunque se haga buscando explicaciones racionales a actos tan incomprensibles. Los asesinatos para salir en los telediarios parecen ser el vértice sangriento de unos comportamientos humanos que están siendo modificados total o parcialmente por las imágenes, también en las actitudes amorosas, en los intercambios comerciales y en el trabajo. La confusión entre la realidad y la ficción, tema de El Quijote y de buena parte de la creación literaria universal, se ha magnificado con la invención de las técnicas para captar imágenes y de los medios de comunicación para difundirlas masivamente en todos los rincones del planeta. Las explicaciones, las respuestas, el traducir a términos racionales el misterio de las imágenes para saber cómo están influyendo en nuestras vidas es una tarea pendiente. Es posible que tengan un lenguaje propio aún sin desentrañar y que están pasando cosas que no entendemos porque aún no conocemos ese idioma. Una curación mediante imágenes de probables tendencias psicopatológicas la experimentó el fotógrafo Joel Peter Witkin. Nació en Nueva York, en 1939, junto con un hermano gemelo, pintor, de parecidos gustos a los suyos, y una hermana que no les sobrevivió al triple parto. Sus padres, un judío ruso y una católica italiana, se divorciaron rápidamente por desavenencias religiosas. A los 6 años fue testigo de un accidente de tráfico en el que la cabeza de una niña de 9 años, seccionada del cuerpo en la colisión, llegó rodando hasta sus pies. A los diecisiete tuvo su primera experiencia sexual con un hermafrodita. Poco después, en el servicio militar, le asignaron la tarea de fotografiar los cadáveres de sus compañeros muertos por accidente o suicidio. Se alistó voluntario para cumplir la misma tarea en la guerra de Vietnam. A su regreso estudió arte en Nueva York y sublimó sus terribles experiencias vitales creando impactantes imágenes de cadáveres diseccionados y seres deformes, también humanos, que levantaron olas de admiración cuando se expusieron en los museos norteamericanos y europeos en la segunda mitad de los ochenta. La obra reciente de Witkin es mas artística, mas intelectual, mas complicada, pero los monstruos que fotografió (en una entrevista dijo que él no buscaba a estas personas, que eran ellos los que conociendo su trabajo, le buscaban a él para que los fotografiara) en su primera época y la manera en que lo hizo, destrozó con creces los límites de la violencia en imágenes conocidos hasta entonces. Pero había sinceridad: la obra de Witkin era consecuencia de sus vivencias. Los imitadores que surgieron a la sombra de su fama, buscaban el éxito fácil con el recurso al tremendismo (durante unos años daba pánico hojear las revistas especializadas en fotografía) y hundieron esta tendencia que, de alguna manera, demostraba que una persona podía sublimar terribles experiencias vitales creando imágenes artísticas y alcanzando notoriedad pública con ellas sin causar daño. En La naranja mecánica, la novela de Anthony Burguess y la película de Stanley Kubrick, ambas de importancia pareja (es un caso raro en el que los críticos no saben si dar más valor al novelista que imaginó la historia o al director de cine que hizo de ella una impresionante traducción en imágenes) se plantea en ficción el tema de la curación del mal de imágenes mediante imágenes. El malvado Alex, un adolescente del Londres del futuro que predica y practica la ultraviolencia en el trato con sus semejantes, es reeducado por las autoridades con una sobredosis de sus mismas armas, la música de “el gran Ludwig van” (Beethoven) asociada a imágenes de ultraviolencia real: campos de concentración nazis, bombardeos indiscriminados de ciudades y combates de las dos guerras mundiales, disturbios callejeros sangrientos, catástrofes, etc. A Alex le extirpan la violencia, pero cuando regresa a su mundo, incapaz de levantar su mano para defenderse siquiera, es víctima de la violencia vengativa de sus antiguas víctimas. Esta película fue prohibida en los cines ingleses a la semana de su estreno hasta hoy porque algunos espectadores, lejos de captar la moralina, quedaban fascinados y querían emular al Alex untraviolento de la primera hora de película, aumentando espectacularmente en las calles de Londres los índices de violencia. Los directores de cine Carlos Saura (Deprisa, deprisa) y José Antonio de la Loma (Perros callejeros y una larga secuela) hicieron una traducción española de La naranja mecánica, narrando la vida de los jefes de pandillas juveniles (el Vaquilla, el Guille, el Melones, el Clemen y otros, alcanzaron la dudosa celebridad pública que proporcionan los telediarios y las páginas de sucesos con sus fechorías) que sembraron el terror en las calles de Madrid y Barcelona durante la década de los setenta.

– El Jaro murió el 24 de febrero de 1979, recordaba el periodista Jesús Duva en un artículo que actualizaba los destinos de estos célebres delincuentes, “cuando apenas había cumplido los 16 años. Un vecino del paseo de la Habana, de Madrid, le mató de un disparo efectuado con un rifle de cazar elefantes. En el momento de morir, el Jaro llevaba en un bolsillo la cartera de plástico en la que guardaba un puñado de recortes de periódicos sobre sus hazañas, que él solía enseñar con orgullo a quien quería oírle. El Jaro y sus troncos fueron un día a ver la película Perros callejeros y desde entonces adoptaron la forma de actuar de los pandilleros del celuloide. En este mismo artículo se dice que actualmente el Vaquilla está escribiendo sus memorias en la cárcel.

– Hay menos violencia que antes, declaró en 1993 Luis Rojas Marcos en 1993, jefe de los servicios de salud mental de Nueva York, pero señala un rasgo diferencial: “la fascinación que hay ahora por la violencia hace que el causante sepa que va a ser visto por la sociedad, que va a tener acceso al público. Podemos hablar de una violencia mas rebuscada, mas intelectualizada, menos salvaje desde el punto de vista animal (el animal se come a otro animal y no parece que disfrute en el proceso, lo hace por necesidad). La violencia de hoy es mas civilizada (entre comillas), mas preparada para salir en televisión”. También es mas cruel, gratuita, absurda, irracional, etc. El asesinato por la imagen es una enfermedad social tan real como la vida misma que, de momento, no tiene curación y, lo que es peor, parece que está dando los primeros síntomas: esto que está empezando a pasar ahora, solo es el principio.

global MAXY Chumy Chúmez en serio | eXp. @ACADEMIA15M