crímenes a lo Radio Patio

0



Los pícar@s, tunant.es, triler@s, ignorant.es, delincuent.es con & sin adjetivos, los bobalicon.es, los estafador.es, los desertor.es de las bandejas & toda su morralla tienen en común no calcular nunca riesgos para sus actos, cuanto ni menos para sus víctimas, cómplic.es, ganchos & público en general, por lo que siempre adquieren o se descargan en los component.es accidental.es cuando sobreviene el suceso. Por ahí se empieza: son las mismas razon.es magras, tiernas, inmaduras que denotan gran falta de sesera, con & sin estudios las que les llevan a creer que t@s, absolutamente t@s haríamos lo mismito si por desgracia cayéramos en sus posicion.es, como en el juego de la oca. Ya somos sus cómplic.es y hemos dao carta blanca a sus trapacerías aún sin sospechar nada. A toro pasao y sin caretas simplemente improvisan con las mismas entendederas que han demostrao en los preparativos, pero en campo abierto y a la vista de t@s. O sea, que como estaba previsto que nunca los fueran o fuesen a pillar siguen como si ni siquiera se hubieran enterao ni ellos mismos, a lo que se llama reinserción en Radio Patio. Las catastróficas circunstancias que proporcionaron fama planetaria a Rudolph W. Giuliani, sheriff o alcalde de New York cuando los atentaos, divulgaron al socaire el a la postre principal logro de su mandato: como resultao de castigar severamente y agravar las penas para los primeros delitos, los normalmente consideraos leves, descendió drásticamente el índice de delincuencia de la ciudad en la que mandaba. Tan sorprendente a la vez que efectiva teoría política se expone en los primeros pasos por New York del Padrino Don Corleone interpretao por de Niro en otra de las secuelas de la película dirigida por Coppola a partir de los relatos escritos por Puzzo y se conoce como la cuña mafiosa, concretamente la escena en la que el joven Corleone que acaba de perder su trabajo va a coger la alfombra que le regala otro mafioso y que supervisa los pasos en casa ajena durante el robo. Es por rechazar la invitación al delito cuando cualquiera puede convertirse sin comerlo ni beberlo en víctima propiciatoria de los mafios@s y sus poderos@s protectores en la sombra pero entre el sospechoso y el delincuente media el abismo de la criminalización gratuita. los que exigen atrasar la edad penal antes de los 14 años parecen no ser conscientes que la modificación no tendría ningún efecto, menos disuasorio sobre la cantidad & crueldad de los delitos, que seguirían la misma deriva al relacionarse directamente con la merma, falta o ausencia de educación. Nadie lee leyes porque nadie lee nada y menos que ni siquiera saben.
– Sírvase de lo que sepa como indicio de lo que no, Solón. Indicio, del latín indicium es el fenómeno que permite conocer la existencia de otro no percibido y en manos de los jueces lo que induce a creer algo de forma equivalente a prueba semiplena, o sea que por el humo pueden saber dónde pudo estar el foco. Solón por su parte, jurista ateniense citao entre los 7 sabios de la antigüedad promulgó la primera Constitución que sentó las bases de la precaria democracia clasista de los grieg@s antiguo@s pero aceptada como democracia, hace más de 2.500 años.

Anuncios