los filtros los carga el club Bildelberg

0

antidisturbios Barcelona partido trampa NO podemos confiarnos

La informática de consumo penetra en los hogares desde las oficinas, lo que no quiere decir que los equipos desechaos para manejar inmensas listas de datos vayan a parar al final de su vida industrial a los domicilios particulares de los que los trabajan sino que en ellos aprendemos lo que falta los oficinistas, única forma de avanzar. En una presentación oral de una herramienta naciente de software para navegar por una intranet, versión pocket de Internet pero con información & prestaciones pertinentes para el objetivo del oficio que cumplen, el orador confundía las barras de búsquedas con los filtros de búsqueda. In su situ era demasiao complicao explicar que las búsquedas se hacen tecleando palabras en 1 barra mientras que en los filtros las palabras ya están elegidas, se miran abriendo 1 pestaña normalmente y como mínimo resultan aparentemente útiles que ni pintadas para navegar con flechas y botones como los de las cámaras digitales, los teléfonos móviles y cualquier otro dispositivo pocket como los de videojuegos, los entrenadores personales con puntero así como para los menos avezaos en el arte typewriter que son los más. En la naturaleza los filtros son materias porosas como el fieltro, la esponja, el carbón, la piedra o masas de arena y piedras menudas a través de las que se hacen pasar líquidos para clarificar sus componentes y por supuesto el ya conocido sistema de selection | Selección | Selecció según criterios establecidos normalmente a priori, aunque no siempre. Por razones nunca explicadas y puede que ni siquiera descubiertas si el nuevo cachivache que se anuncia en medios especializaos sólo ha llegao a manos de astronautas en prácticas, pilotos de aviones de combate e incluso de bólidos de carreras se trata de otra panacea que volverá a salvar el mundo pero cuando se comercializa abiertamente y sobre todo, si como ocurre en casos contaos gusta a muchos usuarios de forma que entre todos consiguen rebajar e incluso hacer rentables sus costes de fabricación hasta bajar sus precios inicialmente prohibitivos, estamos sin duda ante una nueva hornada de perjudicaos dispuestos a llenar en apenas un puñao de años las consultas de los psiquiatras, solitari@s para los pasillos de los manicomios e incluso son capaces de hacer tambalearse los sólidos cimientos de las democracias aparentes cuyos hilos invisibles manejan los mismos tiranos de siempre. Entre los fracasos estrepitosos siguen destacando cada vez que se vuelven a lanzar dispositivos de libros electrónicos, que todavía siguen empeñaos algunos en confundirlos y enredarlos con los libros clásicos en papel, o más allá incluso con el índice de lectura, que tampoco. Valga como prueba los nuevos bríos de la censura, el incremento de las nóminas de censores y hasta la nueva cara maloliente de la inquisición de los mismos tiranos. Es evidente que si fueran a desaparecer los libros en su formato tradicional nunca superao ni amenazao en más de 500 años no se publicarían tantas estupideces parece que en aumento y por parecidas razones, si estuviera amenazada la lectura los tiranos habrían cesao en su empeño de levantar sobre las masas lectoras a tantos mediocres ruidosos antes escandalosos, que para todo hay que valer y aunque sea el esfuerzo. Se dice con frecuencia que el mercao de las hipotecas es puramente interior en Love Spain.
– España huele a ajo con lo que quieren decir que los ladrillos, el suelo, los especuladores, los bancos, los compradores son de aquí lo que no dejaría de ser un chollo, piénsese en la autarquía de la dictadura franquista en los años 60´s y 70´s del siglo XX, cuando el aislamiento al que nos sometieron los otros estados permitió ajustar la producción al consumo con poco margen de error, algo parecido al pago aplazao que hacemos a los fabricantes de coches según los ejemplares vendidos del mismo modelo. Que todas las cuentas fueran tan fáciles, aunque el compañero socialista resentido Almunia contrató a un experto en vivienda de Bombay o Calcuta para explorar de acuerdo con el mercao hindú el de Love Spain.
– España huele a ajo que se parecen igual que en la crianza del ganao vacuno o bovino, apenas en la semejanza meramente formal de la materia prima y poco más. Para empezar un alto porcentaje de trabajadores del sector no son aborígenes. Esos mismos trabajadores y sus familias que también han repoblao zonas del interior de la península Ibérica antes imposibles y que han aumentao el número de pobladores de manera como mínimo preocupante en tan poco tiempo son también compradores que nadie podía haber calculado. Finalmente en zonas costeras que nunca se han planteao siquiera pedir 1 subvención ni para rentabilizar lo que producen, por ejemplo naranjas y recientemente tomates en los invernaderos, tanto los compradores como los ocupantes ocasionales de las hipotecas tienen poco o nada que ver con los ocupantes tradicionales del lugar, alguno de los cuales puede haberse enriquecido limpliamente vendiendo el suelo de la huerta de secano que ya le había quebrado la espalda cuando empezaron a llegar los turistas. Precísamente la queja más recurrente de los nacionalistas globales es que en algunas islas del mar Mediterráneo y del océano Atlántico, igual que en zonas costeras de Andalucía y Levante parecen más cualquier cosa a simple vista que territorios de Love Spain.
– España huele a ajo que lo que está en juego es si los aborígenes estamos dispuestos a ser colonizados pero no que nadie nos quiera ni ver. En ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? o eléctricas o electromecánicas, celebrao relato de 1968 ambientao en 1992 escrito por Philip K. Dick, nacido en 1928 y fallecido en 1982 en el que se inspiró Ridley Scott para componer la sinfonía de cine con vida propia titular Blade Runner el dios del momento se llamaba o llamará Mercer, la imagen borrosa de 1 profeta escalando penosamente la ladera interminable de dificultades de una montaña desde la que caen todo tipo de cascotes. La misa para coger ánimos se oficiaba individualmente 1 aparato muy parecido a las actuales Play Station de Sony que se maneja en los transportes públicos con los pulgares de ambas manos. Ahora mismo la elección de contenidos aptos para ser vistos en pantallas de pocas pulgadas como las de los habituales móviles o terminales de la redes celulares de antenas de telefonía, adivinar los temas que pueden tener éxito así como la forma o formas que deben adoptar para tal fin desvela el duermevela de los editores, sin embargo el reproductor de estas características mínimas o pocket que ha triunfao sobre los restos de chatarra es el caballo de batalla de los agoreros de las moderneces con argumentos tan pueriles como que estas aficiones fomentan el sedentarismo y hasta los involucran con el problema de la masa corporal 18 % cuando por su pequeño tamaño vienen a solucionar precisamente el sedentarismo que imponen las pantallas de muchas pulgadas como las de las teles y los equipos informáticos de sobremesa pero sobre todo decir como dicen los divorciaos ilustres que fomentan la incomunicación y el aislamiento cuando son los instrumentos más avanzaos de los que disponemos precísamente para la comunicación, las relaciones & cont@ctos se antojan como algo parecido a apostar decidímanente por el regreso a la prehistoria con orejeras y antifaces para ver eclipses. Se nota que algunos escriben confiando ciegamente que nadie lo va leer, vale pero cualquiera que haya estudiao los intríngulis de la comunicación humana, no la de las abejas o los cuervos sabe necesariamente que el talón de Aquiles de los medios que multiplican su alcance como la imprenta y el papel o papeles, el teléfono por cable o inalámbrico, la radio e incluso la tele es el carácter unidireccional de esos mensajes de forma que quien controla los medios de multiplicación puede colocar su doctrina a una enorme cantidad de receptores sin que los receptores puedan responder aunque sólo sea para defenderse, lo prueba el hecho que la justicia reconoce como eximente la indefensión de los linchamientos mediáticos también llamados juicios paralelos pues ya tienen bastante los condenaos. Pero no hay vuelta atrás, los formatos pocket gustan porque cualquiera con un móvil puede emitir mensajes de largo alcance al instante. Desde hace años Pablo Pérez Mínguez, Premio Nacional de Fotografía 2006 acostumbra a dejar su cámara a todo tipo de personas para que le fotografíen como un turista más y su conclusión es demoledora: todos llevamos un artista dentro pues hasta un niño es capaz de dar instrucciones al modelo o modelos para componer la escena, seleccionar parte, repetir la toma si algo ha fallao y un montón de detalles de gusto antes de disparar y después. El camino, tanto de ida como de vuelta que ofrecen los formatos pocket o mínimos son y serán su éxito y los dominadores de antes, aún partiendo desde posiciones ventajosas habrán perdido su principal arma: la censura de lo ajeno. Un ejemplo lúgubre: en los programas de despellejamiento social se cita con todo lujo de detalles y al margen de cualquier ley a todo tipo de v?ctimas excepto los que se llaman entre ellos compañeros y muy especialmente los editores de los otros medios de comunicación no tanto porque se hagan competencia indeseada con publicidad gratuita sino porque temen que les respondan con parecidas artimañaas y con más gracia y razones pues si el medio era el mensaje como dijo McLuham cuando sólo unos pocos controlaban los medios en unas condiciones mínimas de igualdad de oportunidades volvemos o regresamos al valor de los mensajes, ahora lo que cuenta es lo que se dice. Al contrario de lo que se suele creer, las redes celulares de antenas inalámbricas de telefonía móvil pueden soportar tanto tráfico como las redes encapsuladas en cables aislantes del metal conductor pues en ambos casos los datos se codifican y decodifican en los amplificadores de señal y en los terminales receptores y el volumen de información que pueden manejar no depende del medio en el que se trasladan comprimidos a velocidades instantáneas. Las limitaciones cuando no restricciones de acceso y los precios prohibitivos cuando no disuasorios tiene que ver más con la naturaleza o como se llame del negocio de los operadores de telecomunicaciones que con la tecnología. Es prácticamente imposible conectar a Internet con un dispositivo relacionao con la tecnología de telefonía móvil so pena de tener que superar otra larga retahíla de formularios que se atascan en el dato más estúpido, funcionarios de los que toman notas aparentemente mecanográficas o dactilográficas disuasorias de las denuncias siempre en descenso en las comisarías de policía pluriempleaos rellenando reclamaciones para los operadores de conexiones a Internet, desconocimiento absoluto de la mensajería electrónica, escibirles un correo electrónico es como enviarlo a la papelera, casi mejor a la papelera o a un destino equivocao pues aunque remota tienen la posibilidad de llegar a algún lado, los parásitos habituales que gravan las ventas de estos dispositivos con impuestos públicos y privaos aún en formatos vírgenes mantienen una tupida red de empresas fantasmales que a cambio de registrar datos presuntamente protegidos por otras leyes contaminarán los dispositivos necesarios de cualquier basura menos lo que se necesita o peor, imposible. Si se logran superar las trabas y cortapisas a la entrada o en otras palabras, si alguien hubiera lograo alguna vez saltar intro empezarían a operar otros sistemas disuasorios, sobre todo el de preguntarse para qué tanto empeño. Se cargan las tintas contra las pantallas de pocas pulgadas, pocket o mínimas como las de los terminales de telefonía móvil y las videoconsolas cuando se debería responsabilizar a los operadores de telecomunicaciones que mantienen un abismo abierto al vacío entre lo que se podría hacer y lo que no permiten que se haga que raya en la temeridad por acostumbrar al público que ya tendrían ganado a refugiarse en las tarjetas de extensión de memoria, en los cables de conexión a los equipos informáticos de sobremesa e inalámbricos de corto alcance, en los intercambios de archivo de usuario a usuario y otros ingeniosos modos de operar que a cambio de retardar el visionado por minutos o por horas están empezando a hacer viable otro tipo de comunicaciones menos dirigidas aunque más desorganizadas. No hay candaos y empieza a no haber ni puertas, el viejo sueño del tirano amargando la cena a las familias de televidentes reunidos ante las pantallas del sistema se desvanece con unos simples cascos y un poco de paciencia, menos directo pero más variedad, menos tecnología punta pero más ingenio. Un ejemplo traído al pelo lo encontramos en las videoconsolas de Microsoft en contraste con las de Nintendo y Sony: el negocio de Microsoft está basado en la caducidad de sus sistemas operativos o cualquier otro software o hardware que desarrollen, especie de productos consumibles lastraos con molestas ventanas emergentes como el odiado clipo y otras trabas y cortapisas que lejos de solucionar problemas se convierten con frecuencia en el problema por impedir la multitarea, los juegos compartidos por aquello de tener que vendérselo a todos los jugadores y ahora por lo que cuentan también lastrando la edición audiovisual del incrédulo usuario que ha pagao por un producto supuestamente avanzao o que podría serlo pero no quieren que lo sea. El resultao es que aunque los otros fabricantes siguen lanzando productos mejoraos a los programadores les compensa seguir sacando juegos nuevos para los productos anteriores porque han conectao con los usuarios y siguen creciendo juntos mientras que las consolas de Microsoft necesariamente dotadas de conexiones para las actualizaciones y de gran capacidad de memoria para archivar los pesados programas de juegos o son arrinconadas o cambian de uso como por ejemplo de discos duros externos de otros accesorios más limitaos de capacidad.

ancianas urnas aprender de la experiencia 260 365

Anuncios

nadie promete tanto como el que no piensa cumplir

0

tumbona trampolín Ferreras

1 película titulada Mira quién habla debe ser otra bosta de gran calibre, ni siquiera la he visto ni oído hablar de ella, pero eso además importa 1 comino para lo que quiero decir: caer en manos de hipócritas, lo que sea, significa que a partir de ese momento lo razonable empieza a ser accesorio y lo ajeno a sus intereses contradictorio para ellos, pues en definitiva estamos en sus manos. No se trata tanto de mentir más o menos o en parte, sino que van a hacer lo contrario de lo que se espera, mandan para eso y el que obedece solo tiene que mostrar su aguante.
– Los mediocres jamás se reponen de sus éxitos, Oscar Wilde.
– En la rapiña que comienza los casi pobres vamos a pagar 1/10 de ricos, nos convertirán en picón de brasero, Antonio Lucas. Nuestros nuevos amos violan sus propias promesas y lo justifican casi en las peores sospechas de sus detractores, lo que además solo es el principio, mal que nos pese a los que hemos criticao tan siniestro latrocinio, pues apenas se trata castigar a cualquiera que pillen menos a los culpables.
– Financieremos en generosas cuotas el desquicie de los #banksters, el desmoche de la #corruption de nueva hornada y la de antes, las mentiras atroces de los liberaloides que ni se molestan en leer ni su lemas, el tocomocho de empresarios con calificación AAA de sus estafas y el delirio de los golfos encaramaos en los consejos de administración de las cajas de ahorro, Antonio Lucas, @elmundoes, #2e 2012. A grandes rasgos, puesto que cursi y|o pedantes significan aparentar lo que no se es, de modo categórico al gusto de Kant, cursi, de etimología desconocida, y en otras lecturas que tengo hechas pero que no me molesto en buscar la cita exacta para no parecer ni por asomo lo que critico, es tipismo español que no se puede traducir a otras lenguas, adjetivo coloquial que dicho de personas señala a los que presumen de formas finas y elegantes sin serlo, y específica de los escritores que en vano pretenden mostrar refinamiento expresivo o sentimientos elevados, por ejemplo empleando palabras que desconocen, y también citas y títulos cambiaos. Mientras que pedante, del italiano literal, se dice de las personas engreídas que hacen alarde vano de erudición la tengan o no, por lo que en cierto modo también implica a los espectadores. La única diferencia que se me ocurre es que los orates tengan conciencia o no de hacer el ridículo, pues en la mayoría de los casos van sobre caminos trillaos, cosas que ya están hechas para ir a lo seguro, o tan obvias y repetidas que solo con poner voz engolada o decirlas desde 1 pedestal ya cuelan, mientras que otros son tan inconscientes de la añagaza de creerse que quien se las deja pasar y diculpa como los curriculum falsos es porque también lo hace casi como las cazadores o buscadores de #seTas contándose sus proezas.
– Nadie promete tanto como el que no piensa cumplir, Quevedo. Los ejemplos son de libro, en mi caso del Diccionario de la Lengua Española, y la lectura que tengo hecha sobre cursi, de la que no cito autor porque el propio tema justifica no abusar de la paciencia de los siempre amables lectores, pero sí el logotipo: se trata del abogao Silva de la infanta Cristina en el caso Nóos, que pese a ser jaleao en la caverna y parece que profesor de la misma escuela que Torres, el socio de Urdangarín, no tuvo otra ocurrencia cuando lo metieron en el caso que decir que el juez Castro, que se supone que viste mal o de manera humilde, como de calle en otras versiones cavernículas, quería interrogar a la infanta en Palma o porque realmente le emocionaba estar ante personaje tan principal, pienso que arruinando sus expectativas de zafarse del caso, aunque tal cosa no me compete ni tiene que ver con el tema ni la campaña. Llegaos a este punto, no creo que haya empacho si confieso que esa fascinación de estar ante 1 gran personaje la sentía yo por Tania Sánchez, pese a que era la novia de otro de esos pedantones de las vanidades, pero a finales 2014 cuando se presentó a las primarias de IUCM que acabaría ganando e hizo 1 acto público cerca de donde vivo, me equivoqué de día, cuando me precio de ordenao además de tener ordenadores, pero para el caso, el cartel fue visto y no visto, vamos que desde que lo vi hasta que decidí ir, ya lo habían arrancao y a diferencia de otros de tipo político que retiran de inmediato los servicios municipales de limpieza, aunque por el resto de basura la ciudad está hecha unos zorros, roto a pedacitos bajo la farola. Fue sin duda por ese chasco que la siguiente vez, y ya cuando era realmente famosa, pues había ganao las primarias y tenía expectativas de ser la lideresa de la izquierda que estamos pidiendo a gritos hace tiempo, y no solo yo, vamos que la sala del acto estaba tan de bote en bote que mi plan de preguntarle discretamente por su cuenta B en #iredes #socialmedia de la que sospechaba por haber tuiteao alguna vez con ella, no pudo ser. Después ha hecho o dicho cosas que me han decepcionao, pero trata de haber sido víctima despechada de pedantes y no que ella lo sea o me lo parezca. A la vista de los últimos acontecimientos, ahora sí me creo que sea muy capaz Tania de haber leído La montaña mágica de Thomas Mann como confesaba en 1 entrevista , que debe ser petardo más infumable que el propio Kant, al que sí leí en mi bachillerato, pues lo que me resultaban insufribles creo que por lo mismo, eran las explicaciones o refritos del profesor de filosofía, de forma que como se trata libros breves y están muy bien escritos y traducidos, además de en todas las bibliotecas públicas, por lo menos me enteraba de algo además de que resultaba más fácil que tomar y descifrar apuntes. Debe ser por eso que sé distinguir a los pedantes y los cursi que no han leído esas cosas ni por el forro ni probablemente sepan de lo que hablan, pero en ningún caso hablo de esas lecturas en mis conversaciones, excepto cuando tengo gran confianza en el trato con las personas y sé que no me engañan ni lo intentan en esos aspectos y al mismo tiempo estoy completamente seguro que saben que no lo hago para intentar tomarles el pelo. Salvo en el modo pregunta trampa o examen en el que se sale por los cerros de Úbeda, lo menos que podemos pensar en los casos no forzaos es que no han leído absolutamente nada, pues novedades de mérito, rescate de clásicos o relecturas siempre hay. En cierto modo, el concepto del título actúa de disuasorio más por tratar de evitar parecerlo que por serlo. Las sorpresas, creo que agradables suelen ser por lo contrario, que alguien que ni se sospecha ni lo parece o aparenta, pueden ser personas realmente cultivadas y capaces de sostener conversaciones entretenidas sobre temas profundos, aunque por darles fama de cansinos a los notarios de la vida suelen ser tan precavidos que hay que sonsacarlos. Siempre recuerdo algo que me contó en confianza 1 personaje de la Movida que sigue siendo principal, pues dirige y produce adaptaciones históricas que además triunfan en el plama, entre ellas 1 que se considera impropia de españoles y en España, realmente sorprendente de la manera que digo, pero aquella confesión en 1 aparte de 1 salida nocturna, creo recordar que buscando sitio para aparcar o después, cuando fuimos a buscar el coche, pero cuando estábamos a solas y en confianza, me dijo que de su pareja estaba dispuesto a soportar infidelidades sexuales y de simpatías afectivas, por ejemplo que fuera de otro equipo de fútbol o partido político -no sé si en aquellas salidas habíamos simpatizao en la conversación y me estaba advirtiendo- pero nunca suportaría de su pareja la infidelidad intelectual, como que no le gustaran las mismas películas y lecturas, lugares de viaje, conversaciones y cosas así. El caso es que cuando leí la entrevista de Tania en Yo dona pensé que la cita literaria era pedante o cursi que es más corta, como quitándose de encima a la entrevistadora o el tema de las lecturas, pero a la vista de los últimos actontecimientos de la campaña y ya que sé de donde le viene su afición a la literatura alemana, lo que me parece es 1 pavisosa por leer lo que le recomienda 1 pedantón de 3 al 1/4 que ni siquiera lo ha leído, aunque por haber soportao innumerables explicaciones penosas de profesores y presuntos expertos que no dominan la materia, que algunos manden leer libros de los que ni siquiera conocen ni el título está a la orden del día, entre otras razones porque los que examinan no están acostumbraos a que los examinen. Pero lo que me llene de orgullo y satisfacción es que el acto delatador, también los otros de los que hablé menos la cena antigua de la confesión, han sido en mi ciudad, y aunque no he asistido, pues a ese tipo engreídos sí que no los soporto ni por el plasma, cuando han metido la gamba gran parte del público se ha reído por lo mismo que muchos nos andamos con pies de plomo en estos asuntos, y es que realmente se hace el ridículo muy fácil, y eso, como dijo Tarradellas, es lo último, pero ya verán como no tengo oportunidad de fotografiar ni asistir a muchos actos de campaña en adelante, pues esas carcajadas de los estudiantes a los pedantes y cursi -me parece que se debe emplear la forma en singular de la palabra, pero no me hagan mucho caso, pues tampoco quiero dármelas- son realmente disuasorias. Si se hicieran ranking de cursilería cuesta creer que nadie pudiera desbancar del liderato destacao a Silva, abogao del despacho Roca, ex político de la operación fracasada del mismo nombre al que ya se presentaba como lumbreras, que justifica los actos de su defendida la infantona diciendo que está muy enamorada de su marido, el estafador del caso Nóos de 1 modo o manera que debe ser enfermiza, pues la linea de defensa es que no se enteraba de lo que hacía el propio marido. Pero por si parecieran poco estos méritos tan dignos de encomio, aún es capaz de retar al juez Castro presentándolo como 1 tipo capaz de emocionarse, realmente en Palma o de estar ante la presencia de semejante autoridad que creo yo no pinta nada y menos.
– El amor es a lo enfermizo en 1 mundo que lo único natural es el odio, José Emilio Pacheco, pero el caso es, me refiero a hacer ranking de lo cursi, que el #concepto aplicao a autores y actos que pretenden mostrar refinamiento expresivo o sentimientos elevaos en vano, no admite traducción o muy difícil a otras lenguas. No tiene equivalente y por tanto, como esos deportes que solo se juegan en algunos estados y regiones, como la pelota vasca se me ocurre, o también el hockey sobre patines de ruedas, también el fútbol o rugby de EE UU, pues no participan en las olimpiadas entre estados ni en otras competiciones de renombre porque ganarían de calle. Algo pareció en la entrevista que le hicieron a Corinna en el Vanity Fair, no digo que la leyera o pueda recomendar algo parecido, sino que el ropaje oscuro con el que aparece en la portada, como si se hubiera echao encima 1 alfombra como los vendedores ambulantes, pero sin enrollar, solo puede ser parecido a los ropajes que visten los monarcas viejunos y sus cortes de lacayos y bufones en los cuadros del museo del Prado que, aunque sus pintores son magníficos, no necesariamente se corresponden con el gusto español, si es que hay tal cosa. Pero es que además esos reyes y cortesanos de los retratos ni siquiera son los Borbón, sino la dinastia anterior de los Austria no se sabe si abolida o extinguida por su propia degeneración. Aunque no tienen palabra que lo represente, y por muy extravagantes que parezcan a los guiris estos monarcas de España, creo que los estilistas, gurús de la moda y diseñadores que han importao las revistas de lujo, precisamente la cagan cuando tratan de congraciarse con los gustos de los españoles, en lo que demuestra que además de caer en la cursilería más atroz, como los nacionales, también pecan de ignorancia y no son tan buenos ni imitables como pretenden hacer creer. Sin ser nada del otro mundo, revistas de peluquería y consulta de dentista como el Hola o el Semana creo yo que les dan 1.000 vueltas ni por mucho que no se puedan trasladar sus contenidos a otras maneras de pensar. Más bien parece que estos ufanos engreídos tan venidos a más por elogios que solo pueden ser tachaos de hipócritas, además de falso, son su propia versión de los enajenaos que se creen que los locos son realmente el resto del mundo. Es lo mismo que se puede decir de las mentiras y engaños: lo preocupante no es que se intenten como que cuelan. Por mucho que se lo tengan creído los abogaos y periodistas de esta bosta infame tan corrupta, si sus argumentos son que el juez que investiga el asunto viste chaquetas de pana raídas y viaja en moto, pues para tonto el que se traga sin rechistar todo eso y lo que le echen.

Madrid diciembre navidad