Assange warning

Julian Assange WikiLeaks

En sus últimas apariciones como protagonista de la noticia, y no tanto como propagador o descubridor de informaciones, lo que considera su religión, Ferreras se describe a sí mismo, de paso que justifica sus distracciones y pilladas, como atento al mismo tiempo que presenta a 2 tablet y el móvil característico de las estrellas de la radio, pero también recuerdo que en la elección contrapronóstico de Trump o el contragolpe de Sánchez en el PsoE, les recomendaba vivamente que se echaran 1 jefe de prensa, intermediario o apoderao como sus tontulialos que prefieren e incluso justifican golpes de estado en vez del que vota la gente, o esos periodistas que no publican los avisos de la CIA de atentados para no crear alarma, a diferencia de los que se la juegan, o llenan las calles de anarquistas para ayudar a los nacionalistas, o los partidos que se anuncian en Facebook de voluntarios. Lo que no se entiende entonces es para qué le sirve tanta tecnología y chismorreo del caro, pues los candidatos que se la juegan y ganan las votaciones contra los candidatos del consenso de las élites en el que participa Ferreras, a veces reducidos a cuentas y apoyos en redes sociales y no en todas, probablemente sea porque hacen caso a otros, o no se dejan manejar como mascotas por los que chasquean los dedos y mueven los títeres a espaldas de las cámaras. Eso se llama voz propia y lo otro intemediarios y apoderaos como los de los artistas y toreros. Ni siquiera sé en qué programas de la TV y radio convencionales sacaban al antes conocido como hácker de Telefónica, pero cuando se produjo el ciberataque masivo de ransomware, secuestro de equipos remotos, de los que la 1ª víctima en caer fue la multinacional española de la que es titular el personaje, no recuerdo ni 1 sola aparición, artículo de opinión o palabra salida de su boca, que no fueran otros hablando de él sobre su imagen ridícula con gorro de lana en pleno #caloret. Han llevao demasiao lejos lo de la melenita, y ni siquiera escarmientan con ridículos espantosos como el #Eurogallo o las olimpiadas, pero aún así la deducción es obvia: no solo no fue capaz de prevenir, evitar o aunque fuera intentar paliar el ciberataque, sino que además todas esas apariciones anteriores y posteriores de las que ni siquiera sacaban su voz, no ya que hubiera dicho algo de interés, eran lo más parecido al toreo de salón, algo parecido a 1 actor que interpretaba penosamente a 1 personaje caricaturizado. No por dármelas, pero además de mala fama como para ser sospechoso de estar detrás de esos asuntos, algo que dadas las circunstancias y cómo son los máster en universidades públicas y fantasmas de 3 al 1/4 casi prefiero, fue la única vez que algo mío o hecho por mí apareció en los agregadores de noticias, pero en la página o plantilla reservada a Trump, #Eurovisión, eliminatorias y finales de champions, operación triunfo y en general los profesionales que pagan casi por mantener sus equipos informáticos secuestraos y tomen por ellos decisiones tan cruciales como a quien votan o les gusta. Recuerdo otra proeza de tipo nacional en la que llegaron a advertir, pues eso significa warning, por sus megáfonos y voceras, que no se nos volviera a ocurrir a los que íbamos por libre que no se nos volviera dejar en ridículo a los que tiran de martillo a las primeras de cambio, y confunden el software con el hardware no en el sentido que no existan, sino que son la misma cosa vistosa. Con lo que no contaba es que pusieran el listón del ridículo tan por los suelos y que fueran tan propensos a quedarse ellos mismos sin que hiciera falta ni molestarse, pero que me aspen si no hay sucesos que concitan la etención general y que en esos casos, hasta los que votan por los me gusta de Facebook, abren las páginas y leen lo que haga falta, tratando de salvar lo suyo. 1 de esas es el motivo real por el que desapareció por unas horas en la nochebuena 2017 la cuenta de Assange, su retirada explícita a seguir interviniendo en el tema catalán y español, asunto grave que puso en peligro las relaciones con Ecuador, y cómo el 26 marzo 2018 e inmediatamente después de incumplir su palabra, Ecuador le cortó la conexión a Internet en su refugio en la embajada de Londres. Mientras siguen pasando cosas que concitan la atención general, e inmediatamente después la gente pudiente vuelve a petar de tráfico las pilladas a los personajes sin maquillaje y las cucamonas de los que también son #internautas, qué le vamos a hacer, pues incluso aunque fueran verdad las cifras y el interés que se apunta, no sé a qué demonios conducen las asignaturas del recreo, al menos el Tribunal Supremo español condenó finalmente la negligencia del doctor Vinyals la noche trágica de #Halloween que arruinó definitivamente el sueño olímpico de la capital del reino en el que derrocharon miles de millones, algo que comparao con la baza que se les cayó encima la techumbre que intentaron poner a la plaza de toros de las Ventas, el principal y casi único monumento de los años de la República, casi parece poco pero aún así pasarse olípicamente las clases, incluso de los estudios superiores, no presentar los trabajos, o que se lo hayan dado por la cara dura que gastan, en el caso de médicos, arquitectos, ingenieron, gente que se toma la justicia por su mano siguiendo órdenes de los desechos de academias de policía y seminarios religiosos, son pocos pero elocuentes los casos que tienen consecuencias sobre la vida misma, incluso de manera fatal.


snowstorm jonas #nyc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s