de Madrid a la boina de contaminación


Pues diría que el único asunto noticiable, a la espera que los que han pegao el vuelco transformador prometido se tomen en serio el asunto que ahora ya es de su incumbencia, es la boina contaminación que cubre Madrid, y que empieza a ser visible de modo amenazador desde los alrededores. A lo mejor son las pedorretas de miedo al cambio que les han entrao algunos que hacían y actuaban como que si a ellos no los viera nadie cuando acometían sus necesidades por esa regla no escrita de los Gran Hermano del plasma de no emitir esas imágenes tomadas en los sanitarios. Embotar, poner en conocimiento del robot, BOT informático que ejecuta y realiza acciones comprimidas en otro algoritmo del Diablo es 1 nuevo verbo de la lengua castellana aparecido a finales el aciago 2012. Yo tampoco sé cómo es el algoritmo por dentro, quizás de algunos míos pero eso es lo que solo puede saber el que lo hace por su propia seguridad. Me meto en su piel y reconozco que estamos mal vistos. No voy a revelar ningún Top Secret sino intentar describir cómo es la acción de ese verbo. Cuento 1 leyenda urbana muy divertida como aperitivo y de paso describo que esos sitios donde residen los BOT de programación son como el escaparate de 1 tienda de hardware informático pero sin cristales. Pues 1 de esos complejos estallaba de imprevisto 1 vez al mes y había que reinstalarlo casi desde O. A los varios meses le pusieron vigilancia las 24 horas por los días que eso pasaba. En 1 de estas llegó la señora de la limpieza de madrugada, rellenó su botellita de agua mineral y justo encima del equipo había 1 maceta con 1 planta que regó hasta rebosar el plato, de forma que la gota caía sobre el complejo de cables y circuitos electromagnétcios que, por supuesto estallaba. Regaba con periodicidad mensual y no fue 1 BOT informático, tranquilícense y si les pasa algo en el suyo revisen las conexiones antes de maldecir a nadie. Cuidao con el Diablo, que puede oírlos como en esas maldiciones fulminantes que se ejecutan con solo mentarlas. Lo de los BOT se trata 1 poco de eso, aunque no lo acepten. Yo he llegao a afirmar que, al menos en informática, los duendes existes y me hubiera gustao que vivieran los que siempre lo dudaron pa tratar de demostrárselo a los más escépticos. La orden de programación SELECT, búscame, que nos remite al más celebrao ingenio o algoritmo de los conocidos, Google, prácticamente imprescindible en Internet ya lo valdría si no fuera que hay más cosas. Veámoslo desde otro punto de vista. ¿Qué se puede hacer en Internet? Buscar información. ¿Y luego? SELECT es propiamente la consulta general y las acciones INSERT TO, grabar, DELETE, borrar, ambas reservadas a los famosos putos amos, y la que creo yo decisiva de relación entre usuarios y amos de la cosa, UPDATE, actualizar, que también es la nueva pues en las enciclopedias y diccionarios del siglo XVIII sabían que con seguir el orden alfanumérico y las otras 2 acciones de grabar y borrar registros en las listas se evitaban las tediosas repeticiones, de forma que encontraban rápido lo suyo que buscaban. El algoritmo de Google da como resultao información pero presentada en 1 nueva jerarquía, 1º lo más reciente, 2º se supone que lo más visitao por otros #internautas que podríamos resumir como importancia relativa de la información que sea en el momento de la búsqueda. En Twitter por ejemplo, cuando se retuitea, RT o se marca como favorito * o el no menos célebre Me gusta de Facebook, casi ca vez que se visita e incluso compartimos 1 contenido le estamos dando importancia que luego se refleja en los resultaos. Como en Internet hacen trillones búsquedas a cada instante me ahorro comentarios. Pero volvamos al verbo embotar. Soy de los que pienso que solo por haber estao conectao alguna vez me pueden pasar cosas. Es como 1 rastro. Al principio de lo que se han cumplido 30 años tos los #internautas eran programadores y fue a partir 2005 que se generalizaron los ingenios de programación, por ejemplo el vídeo era casi intratable, solo al alcance de verdaderos profesionales. Quiero decir que en Internet solo había ladrillos de texto, imágenes y objetos como tablas, calculadoras, editores de todo esto más o menos afortunaos. Digamos que en las páginas web, además de visitarlas podemos hacer cosas, ejecutar acciones, con la importancia que tiene el verbo en el sistema de comunicación, nuestra facultad más distintiva en la naturaleza. Pasa algo parecido en los BOT ajenos o dedicaos, cualquiera que sepa cómo se manejan puede juguetear con ellos y usarlos en su provecho. Esto gusta unas veces y otras no en terminos generales. En la poesía de cualquier tema desde el Renacimiento, hasta los aficionaos perciben la diferencia sutil pero brutal entre los versificadores de cualquier tema y los que le sale de dentro. Creo yo que esa es también la jerarquía alternativa en los resultaos de Google, 1 tipo usuarios que solo se buscan a sí mismos y lo suyo y cualquier otra cosa les puede hacer sentirse molestaos. Pa algunos privilegiaos autoproclamaos lo que no sea lo suyo propio, que es Marketing lo llaman spam, no deseao o indeseable y cualquier otra página web con solo existir es phishing o código malicioso, parecido a los partidarios acérrimos de los equipos de fútbol y partidos políticos. Yo tampoco los entiendo ni me interesa lo de nadie en particular pero son casi tan infinitas como la estupidez humana y el Universo las formas de sentirse molestaos tos estos por cualquier cosa, no solo las que haga yo o cualquier otro #internautas sino los BOT que hemos transitao casi nos convierten en víctimas de insidias, envidia en el fondo, que expresan de formas también infinitas por respuesta. Digamos que en Internet, casi como en la calle, también nos podremos cruzar con otros usuarios y sus BOT que sacan a pasear y alardean de los instintos más primarios que son capaces. Ese es sólo su problema. Supongo que quién más quién menos hemos caído más o menos veces en burdas trampas y engaños de los que lo mejor que nos puede pasar casi es olvidarlos, no ya estar avisaos pa no repetir ración. Pero también, y sin obsesionarse, la vez que hayamos lograo volver a poner en pie lo nuestro, arrieritos y artistas de la vida somos tos. Algunos suponen que, como si fuera burda continuación de la vida unos cuantos y sus BOT pegan siempre y otros estamos ahi pa recibir, por eso niegan porque creen que ignoran la nueva jerarquía que se propone. Los gigantes más grandes también han caído y el espejismo sería que algunos siguen escarbando pero es hacia el fondo.
#CaraACaraL6 #GarzónEnValladolid De la Serna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s