el error se paga, con y sin bula

#graffiti #streetart buena vida
Y lo mismo las bulas religiosas, que al mediar dinero por medio y tener que confesárselo a otra persona interpuesta, se supone que al que hayan metido en el cajón ese, que reza por el pecador y le alivia la pena a cambio el donativo, no soy muy versao en esos asuntos, casi es peor, pues me parece que si conseguimos algo parecido a cuando nos tiramos 1 pedo bajo las sábanas, pero estamos solo, casi lo prefiero. Habrá errores que pasen desapercibidos o no se puedan asignar a ningún culpable en concreto, pero que se pagan aunque sea a pachas nadie lo puede poner en duda. Como quiera que lo encontré en otro cashconverter de objetos de 2ª mano, donde siempre miro los escaparates y estanterías de libros, me tomo la licencia de hacerme eco de otra de las deliciosas anécdotas de la colección de Carlos Fisas, que hace unos años recuerdo haber oído en sus intervenciones en radio: Montesquieu, al salir de Roma, fue a despedirse del papa Benedicto XiV, que le dijo:
– Querido presidente, en prueba de mi estima, te concedo permiso pa que tú y toda tu familia podáis comer carne tos los días de la semana. Montesquieu le dió las gracias y se retiró. Poco después fue 1 prelao a visitarle y entregarle la bula de dispensa con lista de gastos, emolumentos, derechos y honorarios. Montesquieu, al enterarse de lo que subía el importe de la bula se la devolvió al prelao diciendo:
– No permita dios que acepte esos papeles, el propio papa me ha dao y se ofendería su dudara de ella, de forma que no pagó. Ni siquiera sé si es verdad o atribuída, pero más breve el refrán castellano:
– Por confesar ahorcaron a Burguillos. Teniendo en cuenta que la tendencia en el fatídico año 2013 era confesar los errores y equivocaciones, y que una cuadra lacayos serviles se arrancaran aplaudir ruidosamente, aceptar eso casi nos condenaba hasta los restos a la inmundicia y corrupción que padecemos muy merecidamente, pero la no menos ruidosa abdicación del campechano, seguida del no menos estrepitoso fracaso de Rubalcaba, también muy aplaudido hasta por los que se suponía que eran sus contrincantes, y si me apuran los resultaos que arrojan la encuesta del CIS servida en a principios de agosto, pues en el caso de energúmenos atroces ni por mucho que los hayan hinchao en sus ínfulas, a lo mejor tardan 1 poca más o retrasan la factura, que cuanto más abultada y penosa les resulte, tanto más alertará a los que se equivocan con la impunidad que da saber que no les pasa na, que sigue habiendo 1 montón de lameculos y chupamierdas dispuestos a jalearles lo que sea, lo que al resto de los mortales que ponemos atención, pues pagamos clara las nuestras, nos obliga a poner atención al manejarnos.
Lecturas: Mis anécdotas preferidas, Carlos Fisas.
Refranero clásico español, Felipe C R Maldonado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s