Ay pena penita Peña

0

Candela Goya Pero de divorcio, mi preferida. No sé si alguna vez se han fijao en los anuncios, no tanto pa comprar algo y hacer clic en ningún lao en particular como pa ver la gente que se anuncia en pequeño, entre otros los bufetes de abogaos. Bien que lo siento por Candela.
– Quiero decir que hace 3 años que no trabajaba y en este tiempo he visto a mi padre morir en 1 Hospital Público (Viladecans), donde no había mantas pa taparlo, ni agua pa darle de beber, se la teníamos que llevar nosotros, ha salido de mis entrañas 1 niño que no sé que Educación Pública le espera y también he visto cómo se mata la gente por quedarse sin casa. Desde aquí os pido trabajo, que tengo 1 niño que alimetar. Sin que en principio tenga que ver con lo anterior, pues la promo de Ayer no termina nunca, el último título de Isabel Coixet, su directora fetiche, como se dice, apareció en prensa antes de su actuación en la entrega de los premios Goya, pero por si acaso tomo nota:
– En 2017 la crisis ha dejao pa los perros el país entero. En el medio 1 pareja, Candela Peña y Javier Cámara se reencuentran en 1 escenario irreal, futurista, tarkovskiano: el cementerio de Igualada. Tiempo atrás perdieron 1 hijo y en el fragor del desastre, ella se quedó y él emigró. La nota accidental, quizá oportunista, es que el hijo murió a causa de meningitis ma atendida en servicio de urgencias bajo mínimo por los #recortes, Luis Martínez, enviao especial al Festival de Barlín, Todas las crisis de Isabel Coixet, @elmundoes #11f 2013.

Cae sobre tí la maldición

La única maldición posible de mi parte es que a Vds les guste leer, como a mí, lo que nuevas voces #indignados del tipo Hessel o Carrillo, que nunca he leído ni leeré, les parece demodé excepto claro está, lo suyo y lo de los falócratas que los erigen y se la chupan casi como a Berlusconi, que últimamente se retrata rodeao de libros en 1 último esfuerzo pa cultivar su memoria o lo que quede de vida en ese marmolillo reconstruído que a mí me parecía despreciable incluso cuando vivía en plan prepotente y chulo. Y los que hayan llegao más allá en sus lecturas, supongo que vicio más terrible que la ludopatía o cualquier otra adicción, aunque con otros riesgos de tipo psíquico o enteógeno, es decir, que afectan al ser o existencia, pero en lo más hondo y recóndito, también me habrán pillao alguna vez decir que las religiones y creencias en su estao primitivo, casi prehistórico siempre merecieron mi atención. Creo además que éso y no otra cosa es lo que le puede haber pasao al tenebroso censor de la inquisición Joseph A. Ratzinger como pa conjugar el verbo dimitir. Y me explico: hasta pa censurar libros tiene que haber alguien que los lea, en este caso el tenebroso canalla que fue nazi en su juventud y luego ocultó o censuró las informaciones sobre su hermano pederasta, al que protegió denodadamente, como su pasao nazi, pero por lo mismo, como esos presos que se hacen abogaos en las películas y alguna vez en la vida, como Eleuterio Sánchez, el Lute, a lo mejor hay algo en esas lecturas prohibidas que ha hecho mella o causao efecto en Ratzinger. De manera absolutamente inversa me encuentro que tampoco me puedo creer nunca 1 secta de mierda que niega la evidencia del latrocinio, podredumbre y decadencia de carácter histórico, casi bíblico que sufre España a mañas de telepredicadores atroces como los pedófilos confesos Sostres, de nombre Salvador, o el amante y observador de los gatos (no se crean, hubo otro preso parecido al Lute condenao a cadena perpetua pero que se hizo ornitólogo o amante de los pájaros siguiendo las andanzas de los que anidaban en las rejas de su celda, hay 1 película basada en hechos reales) Sánchez Dragó que fue jurao y de literatura (lecturas, no confundir con la revista del corazón en la que se mandan retratar estos cara pollas) en los premios del Borbón chico, pero por lo mismo que Ratzinger, que al menos tiene en común conmigo que es lector, ahora resulta que yo creo en el Diablo, los demonios, las brujas y las maldiciones con el mismo ahínco que Mariano Rain Man o el zapatitos se creen mesías de la patria y que sus palabras tan sin sentido como las de Cospedal son como contratos con solo decirlas. Los mentirosos y petardos tienen que ser además muy cansinos, pues además de lanzarlas tienen que comprobar que se las tragan, y los falócratas propiamente serían esos lerdos que piden que se les arrime el hombro por las pantallas Tv y otros directamente que se la chupen, es como demuestran su adhesión inquebrantable. O sea, además de creerme como mínimo al Diablo y que además no está muy lejos, como los instigadores del terror de Aznar, he visto pruebas hasta pa atreverme a confesarlo por escrito. Mi hipótesis es parecida al final incomprendido por los no lectores, Odisea en el espacio 2001, pues he leído muchos libros de Arthur C. Clarke y ni siquiera es ése con el que se reveló y consagró mi preferido, donde al mono prehistórico de la especie se le aparece algo en forma de monolito negro muy parecido a la actual TV concebida como aparato o lámpara casi mágica, donde ve la escena del hueso que, además de roerlo, supongo, o después, puede utilizar pa agredir a otro. Digamos que la gran distinción respecto de los animales es que a otras víctimas que consideramos semejantes los enterramos piadosamente y protegemos sus restos y su memoria. Yo creo que esos misteriosos mensajes los recibimos desde el futuro, o sea, que son nuestros semejantes que no pueden teletransportarse en cuarpo y alma pero sí señales que nos envían. De hecho no es tan descabellao lo que digo pues se han conseguido partículas que viejan a más velocidad que la luz, que es como la referencia de velocidad de los legos, que si se lanzan en sentido contrario a la rotación del planeta y no tanto pa hacerlos chocar podrían conseguir ese efecto que digo de hacernos ver lo invisible y que de hecho lo estarían consiguiendo. Con auténticos aficionaos a los toros, que a mí me parecen enviaos del Diablo hace tiempo, al modo de las religiones antiguas que digo, yo mantengo la controversia que ellos me dicen que hay cosas que nunca pueden pasar sobre la arena de la lidia y de hecho nunca pasan y yo digo que las tengo grabadas en vídeo, algo así como 1 personaje de más que conocemos con sorna como el Ángel de los Torer@s pero es que además, 1 poco más allá a mí mismo que lo he grabao luego me parece diferente a lo que he visto, como si lo que tuviera delante en la grabación apenas fuera 1 mensaje que no me deja otra opción que creérmelo. Hay 1 maldición antigua en Castilla y supongo en la mayoría de lugares dende se celebran enterramientos de semejantes, que consiste en que nunca te debes vestir en plan BBC y que eso se considera ofensa grave, de las que no se perdona, o sea, atenerte a las consecuencias. Es posible que Zaplana, el capo mafioso de Benidorm, al lao de Santa Pola, sea otro lerdo, ignorante, prepotente de proporciones bíblicas y no lo supiera, pero en la comisión de investigación del Congreso del atentao terrorista del 11-M 2004 se presentó con su Rolex de oro palo de rosa o algo así que le habían regalao los corruptos de la Gürtel por algún otro mangoneo como los de Terra llamada mítica, que ahí le duele, estafa a la Hacienda pública valorada en 10.000.000 €, aunque prescrita como la de Alierta y otros mangutas y ganchos de ventaja, o los luego famosos Correa y Bigotes de la Gürtel, ya saben, Matas, Camps, Barberá, Alemany, Urdangarín, Corinna, Bárcenas, el Albondiguilla, Sepúlveda, Mato y toda esa banda terrible que parecen antiguos compañeros de juergas de Aznar como Blesa o Villalonga. Yo a estos desgraciaos que se burlan de manera tan macabra de los muertos y heridos de los atentaos ni los oigo ni los leo, y si me pillo pensando en algo que se les relacione cambio de rollo rápido, solo su leyenda negra, como que el hijo de Zaplana murió en accidente parece que terrible y entre los escasos asistentes al entierro donde parece que se vió más solo que la 1 solo la famosa Leire Pajín celebró su bonhomía con su pulsera Power Balance. Tampoco estoy convencido, ni siquiera que esos mensajes que digo sean pa mí en particular, pero algunas cosas no las hago nunca, como mínimo puedo asegurar que soy parecido en algo a Ratzinger y es que algunos de esos errores perseveraos, ni por muchas veces que me lo pidan ni muy mala cara que pongan o tengan pa dar pena, yo no trago con sus aparatos Tv desde los que insisten en pegarme voces y armar ruido ni aunque me pongan 1 pistola en la cabeza.

Anuncios