¿Perdidos en la nube?

deberes Casillas octubre
Quién más, quién menos, se necesita tener abiertas varias pestañas del navegador de Internet pa poder decir que estamos digitalizaos. El escritorio de las bitácoras, como éste WordPress 3.4.2 en el que estoy grabando ahora lo que se me ocurre, algo de lo que hay testimonios en piedras de Mesopotamia, el territorio entre los ríos Tigris y Eúfrates, donde parece que también nació la agricultura, de hace 5500 años, si solo tuviéramos 1 blog o bitácora, conectao a 1 cuenta de correo electrónico, es lo más básico que se me ocurre en lo propiamente digital. Menos que éso hay marcos digitales en los que si se graban en el mismo directorio o carpeta las imágenes y sonidos que se reproducen por autorun al encenderlo, pero éso que se ve también es 1 navegador, probable que Internet Explorer 6, el básico de Windows, que es el que funciona en el propio equipo dotao del sistema operativo más usao como explorador de archivos. El otro de los navegadores elementales fue Netscape Navigator, desaparecidos en combate los que lo hicieron hace lustros, pero como al chapar liberaron el código pa joder a Bill Gates, que fue el que impuso el modelo de código propietario, registrao en patentes, o lo intentó pues con la misma parece que estamos asistiendo a su fracaso y arrepentimiento, creo que, más o menos modificao es el que se utiliza en los lectores electrónicos, que sería el equivalente al marco digital en lo más básico. Ahora mismo me acabo de copiar lo que llevo hecho en el bloc de notas, el editor de texto pero sólo como medida de seguridad pues antes se me borró lo que hice al grabar. Quiero decir que de momento aquí, además de que se puede ver en Internet en adelante, también lo puedo recuperar. No olvidemos que el sentido de la escritura, tanto en piedras como en la nube, fue pa tratar de recordar lo más memorable lo que se hablaba. En ese sentido la escritura, de donde se deduce la lectura, es 1 traducción del habla, posición del lenguaje que se considera nuestra facultad más distintiva en la naturaleza. En lo púramente digital necesitamos como mínimo 1 navegador, y si además estamos conectaos a Internet, 1 correo electrónico que utilizamos necesariamente en los registros e inscripciones, entre otras la de la conexión. Sin salirme de esta pestaña del navegador, pues el resultao lo voy viendo en otra según actualizo lo que sigo grabando, creo que he respondido a la pregunta quién o sujeto y qué u objeto o complemento, como en las clases de lengua de las escuelas. Ahora toca cuándo, la circunstancia de tiempo, pero como tengo que levantarme a revisar fechas de publicación en papel y como antes se ha comido lo que he escrito el monstruo éste y no sé cómo recuperarlo ni lo veo por ningún lao, voy a seguir en el bloc de notas, donde también hay corrector ortográfico y de errores en la escritura. Al poner las etiquetas o tag me he dao cuenta que el correo también se ve frecuentemente en la pantalla del navegador y por tanto, como en los marcos digitales, el bloc de notas y los lectores electrónicos de lo ajeno, aunque estén registraos, serían pestañas, accesorios o aplicaciones, lo que está de moda, creo que lo último, las célebres #apps que se montan sobre otros dispositivos. Los que tengan teléfono, donde se puede hablar y oír lo que se habla, hasta las personas entradas en edad que tienen dificultades pa anotar números y palabras por escrito, y nos planteamos dar el salto a lo digital como sujetos pues el objeto o instrumento en sí está superdigitalizao, igual que los marcos digitales que pueden usar personas mayores, se nos ofrece casi de serie conectar nuestro número de móvil a Facebook, Twitter y YouTube, citadas por orden alfabético, que son sin duda las 3 #apps, aplicaciones, adornos que discurren necesariamente sobre otro dispositivo, en su caso el navegador y sus pestañas. Aceptando que el coche es 1 máquina (navegador) y que hay manuales pa sacarse el carnet o registro (correo electrónico) necesario pa conducir pa personas que no hablen la lengua del país que sea o que no sepan casi ni leer, las aplicaciones serían los faros pa ver de noche, espejos retrovisores, cinturones de seguridad, parachoques, maleteros, etc. que sí pueden venir o no de serie y pueden ser mejores o peores, cambiarse en parte, igual que los otros componentes. Otra gente se ha iniciao en los videojuegos, desde los célebres marcianitos y comecocos de las máquinas tragaperras de los bares de los años 70´s pero yo tuve el mítico navegador Netscape Navigator y fue 1 de las razones más poderosas pa que contra viento y marea procurara intentar arreglar el equipo informático antediluviano de la 1ª conexión a Internet. Hace poco me ha reventao la pantalla, que era de esas abombadas y han pasao ya años desde que también reventó la torre y no hubo forma de arreglarla ni lo merecía, aunque eso sí, ya tenía otros dispositivos a los que había trasladao mis imágenes y escritos. Hace poco tiempo me han dicho que mis páginas web, todavía visibles las 1º (como el trozo con el que inicié la entrada o post que se ha perdido) parecen el diseño que se llevaba en los años 80´s, algo imposible. Utilizo como referencia de prueba el relato American Psycho de Bret Easton Ellis publicao en 1992 en el cual el personaje ultramoderno y deshumanizao que lo protagoniza, está a la última en dispositivos tecnológicos (a quien lo haya leído, lo recomiendo como 1 gran clásico de la literatura universal, no le podrá quedar duda de que pa su elaboración Ellis se compraba las revistas que marcaban tendencias en moda y tecnología) pero no tiene teléfono móvil, algo que en aquellos años solo tenían los dueños de las empresas de Wall Street, entre otras cosas porque había que instalarlo en los coches, de cuya batería se alimentaba, pero también de su antena, como aplicación u accesorio. Yo hice 1 foto en 1993 de alguien hablando por teléfono móvil por la calle, casi como 1 acontecimiento que me recuerda la anécdota que se atribuye a Cervantes en torno al año 1600, y es que cuando veía 1 papel por la calle se acachaba a recogerlo pa ver si había algo escrito en él. Algunas de mis páginas web siguen ahí tal cual las hice, esta mañana he encontrao 1 par de esas que, de momento, me sirven pa poner ejemplo de fechas y procedimientos, pero son de finales de los años 90´s. Hace por tanto 15 años que hago ésto mismo que estoy intentando explicar y, en cierto modo, lo que se hacía a finales de los 90´s me encanta. De hecho las páginas web que puedo considerar propiamente mías, hechas casi a pelo, en el bloc de notas pues yo editaba en el que venía incluído de serie en Netscape Navigator, son la evolución de 1 plantilla o template HTML en su versión básica, pues había otras de pago. Salvando la distancia temporal, eso de lo que hablo son el equivalente a los actuales temas de WordPress entre los que podemos elegir, algo así como si yo me hubiera quedao con el Kubrick o el Classic de la versión 2.9.2, la más célebre de las antiguas, y lo hubiera evolucionao por mi cuenta. El paso siguiente a la plantilla HTML de los años 90´s sería el sistema de blog y bitácoras Blogger cuando todavía era de su creador @biz Stone, quien después de vendérselo a Google, actual propietario, también de YouTube, fundaría Twitter a partir de 2006. Como quiera que en esos 1º años solo se podía elegir entre sus plantillas y yo intenté meterle mano a la mía, aunque @biz no se acuerde y yo haya perdido ésa cuenta de correo electrónico (tengan siempre más de 1 en diferentes proveedores) en otro cambio de operador telefónico, podría demostrar que mantuve 1 animada conversación con los programadores o desarrolladores originales de Blogger y 1 de los resultaos es que debajo de las actuales plantillas suele aparecer 1 botón que permite personalizar algunas y a la vez, és casi el fundamento de las de pago, dar más posibilidades de elección en los colores y también en las funciones, lo que en la conversación antigua llamaron custom y que demuestra que lo 1º que intenté fue meter mi plantilla HTML de antes en otra de las que se ofrecían a elegir. Hasta aquí el qué, quién y cuándo de la cosa, pues he recibido la pertinente visita, a la que como mínimo tengo que ofrecer compartir la conexión y además me he puesto nostálgico recordando los 90´s del siglo XX, por lo que me apetece continual este relato escribiendo sobre 1 de esas plantillas HTML que evolucioné.
shore

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s