esclavos por deuda

Imagen hombre obediente
La mariposa Aricia cramera de la familia Lycaenidae de bellos colores del marrón al amarillo es la pareja macho de la hembra Lycaeides idas de colores igualmente bellos, pero del azul al blanco, se pueden ver de marzo a octubre, difícilmente copulando aunque sí cortejándose en remolinos. Son de pequeño tamaño, se alimentan de leguminosas, cuernecillo, brezo y viven asociadas con las hormigas. Aricia también se llamó la princesa enviada como tributo por su pueblo lejano sometido al rey Teseo de Atenas, el mismo que de príncipe penetró en el laberinto de Knossos, la antigua isla de Creta y derrotó al Minotauro convirtiéndose en el 1º Torer@ del que se tiene noticia, laberinto del que logró salir tras la faena siguiendo el hilo que le había dao Ariadna, hermana del Minotauro y de Fedra, que después de abandonar a Ariadna en su huida fue cedida como esposa a Teseo a modo de tributo inverso de Knossos a Atenas. Fedra dio 2 hijos a Teseo, 1 de ellos Hipólito que, enamorao de la princesa Aricia provocó que Teseo la mandara hacer cautiva pa conservar la pureza de su propio encaste antes de penetrar en el infierno pa intentar rescatar a Proserpina. Si se mira bien es otro ritual antiguo eso deque los humanos se entreguen o sean entregaos como esclavos pa pagar deudas, normalmente en origen. La dureza de viajes tan inciertos como los de los antiguos, aunque nunca tan exageraos como los de Teseo, que también fue esclavo en el tributo de Atenas a Knossos que no sólo resolvió sino que invirtió en sentido, además de lo del infierno a los que todavía luchamos por quitarnos de encima el plomazo de los desertores de las sotanas se nos pone tan cuesta arriba como a los arrierros de Navarra creer que los que se juegan sus vidas de ésa manera lo hagan por miedo al vudú, por más que el miedo, no por supuesto elde Teseo de Atenas, sea arma principal pa someter y dominar al semejante.
– Si nos matan no les podremos pagar, Cristina Fernández de Kirchner, ¿alguien no lo ha entendido? Pues no es tan fácil: de algunos capitales que se prestan en forma de crédito, to perfectamente legal, se descuenta 1 cantidad, normalmente se quita del que recibe la pasta a modo de seguro contra la quiebra. Son los célebre CDS por crédit default swap que 1 vez suscritos convierten al prestamista en 1º interesao en conseguir la quiebra por impago del deudor, pues si no cobra más sí antes del asegurador y el dinero solo es equiparable al tiempo, tanto el que se gana como el que se pierde. Se estima que de ca 1 € prestao a #Greece esta asegurao por 5 € de forma que habiendo recibido bastante menos de 100.000.000.000 € en préstamos el impacto de su quiebra es de 200.000.000.000 € en concepto de CDS. Otro tanto se puede decir de Spain, mientras en el peor de los casos el agujero de las cajas negras es de 60.000.000.000 € en el peor de los casos, según estimaciones que nadie ha discutido, el impacto de la quiebra sería de 500.000.000.000 €. El tema está en que algunos de los aseguradores de los CDS, los llamaos bancos sistémicos, no se sabe si son tesoreros de los países porque cuando les toca pagar no tienen y lo cargan a la deuda pública de los países que castigan doblemente.
– La amenaza es el arma del amenazao, en aceradas palabras de Leonardo da Vinci, a la sazón 1º fotógrafo de la historia. En los esclavos por deuda siempre hay otra figura intermediaria a la que se llama valedor, algo así como el captador, normalmente varón, como los psicópatas o los cansinos en el mercao de origen que también vela o se preocupa porque se cumplan las condiciones del préstamo que normalmente convierte a las Women object en carne de polígono con el pretexto de su propia seguridad y lade los suyos. Enuna situación de negocio, mercao o comercio más o menos normalizada, que no necesariamente ideal enlas relaciones sociales de cont@ct no tiene que haber amenazas, chantajes, violencia, engaños ni abusos y quienes lo consienten es porque quieren. Me han cantao 2 veces 2 al cruce el famoso soy rebelde porquel mundo me ha hecho así que yo en cambio nunca he cantao ni en la ducha, aunque otras canciones de la misma cantautora excepcional Cecilia me encanta. Soy mucho más del ramito violetas, Viola odorata y V. tricolor (elde la canción el propio marido en secreto por su cumpleaños), pequeños detalles, pálidos reflejos que se agigantan en el recuerdo porloquen las provocaciones me reafirmo en mi respuesta airada ante cualquiera que quiera convertirme en cómplice de sus patrañas, pues las verdades no hay ni que planearlas y se valen solas, la mayor de todas tener que vivir como si la vida tuviera sentido pormás que se sospeche que probablemente no lo tenga. Otro esclavo Moral que me quiso hacer cómplice de su esclavitud de altos vuelos me contó que cuando su amo se enfadaba conél hastal punto retirarle el saludo los otros esclavos Moral.es del mismo dominio tampoco lo saludaban. Otro rasgo común a los amos de esclavos Moral.es, muchos de ellos personaj.es fatuos que sise quedan sin palmeros caen como las bicicletas enlas tiranías esquel resto del mundo que no está presente, excepto el esclavo Moral de turno enese momento, que también cuando no está son, somos unos pesaos, unos cansinos, varones porlo normal, como los psicópatas que sólo queremos aprovecharnos de ellos, que invariablemente sólo quieren estar consus bufon.es preferidos que les ríen las gracias sin rechistar, hasta las de más pésimo gusto.
– Alguna vez se necesitará también otra ecología de la imagen, escribió la fallecida en 2004 Susan Sontag, pareja de la fotógrafa Leibovitz rescatada de la bancarrota en 2009 porel banco Cajamadrid, finalmente parece que su tabla salvadora pese a disfrutar de ingresos anuales de más de 2.000.000 $ sólo en pagos del grupo multinacional de publicaciones de lujo Condé Nast pero no fue sólo porla devaluación de su patrimonio inmobiliario en New York, Paris o London, como argumentó Leibovitz sino por hacer frente a las nóminas de su nutrido ejército de empleaos como mayordomos, jardineros y consejeros diversos lo que impidió a Leibovitz pagar ninguna mensualidad del crédito de 24.000.000 $ que tuvo que pedir al prestamista Art Capital pa mantener su privilegiao status empeñando su patrimonio. Yesque algunos modos de vida llevan, conllevan o les llevan muchos empleos asociaos. Difícil vorver atrás, aunque sólo sea pa deshacer nudos a escondidas, sí se aceptan los cambios radicales de imagen que consisten romper en 1.000 pedazos lo que ha dao peor resultao, aunque sólo sea pa hacer sitio.
#Toronto #NYc esclavos Berkeley Ferguson 192 365 come to Spain el país fallido

Un pensamiento en “esclavos por deuda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s